Bueno pues si un sector de la sociedad ya censuró la página de Facebook del Munal solo porque había desnudos artísticos, ya otros conservadores dijeron: bien, podemos desatarnos y que un senador criminalice a las mujeres que abortan y quite derechos civiles a los gays….¿qué tanto es tantito, no?

Sabemos que a los panistas no les gusta lo distinto (aunque el país entero esté formado por una diversidad enorme de tipos de personas), pero bueno, nos quedó muy claro cuando Josefina Vázquez Mota expresó que solo conocía un tipo de familia: la suya.

El senador en cuestión es el panista José María Martínez, quien preside la comisión de la Familia y Desarrollo Humano.
El senador Martínez dijo que se tienen que cerrar las puertas en algunas entidades a algunos políticos:

«que están pensando más en modas y tendencias, incluso que nos han llevado a pensar en la muerte».

No sabemos quién lo ha llevado a pensar en la muerte (seguro se refiere a la eutanasia), solo nos preocupa que el senador crea que el trabajo de los políticos es quitar derechos ganados, en vez de protegerlos y ver que las políticas públicas protejan a una cantidad cada vez mayor de ciudadanos (y no a cada vez menos).

Muchos creen que la democracia es la pelea entre los prejuicios de las personas, pero no es así. El gobierno es gobierno de todos los ciudadanos y debe ser responsable (ser capaz de responder) a todos. Las discusiones públicas son en las cosas que no aplastan los derechos humanos de los otros sino lo que tiene que ver con el porvenir de todos, como la reforma energética (justo en la cual el PAN no quiere que se discuta y quiere aprobar de manera Fast track) o la política físcal del país o la #LeyTelecom….en fin, hay una serie de cosas que están sujetas a debate…no el reconocimiento o no de los garantías individuales de las personas.
En fin, la comisión también está integrada por la priista Lisbeth Hernández Lecona, el perredista Adolfo Romero Lainas, y Ninfa Salinas del PV y Martha Palafox del PT.

El discurso fue refutado posteriormente por el coordinador del PRD en el Senado, Miguel Barbosa, quien afirmó que la visión del panista es retrógrada y no refleja la posición de todos los integrantes de la comisión.

El político expresó:

«Es una visión conservadora, nosotros respetamos y podemos convivir con la derecha, la derecha que llega a ser retrógrada porque creo que es una insistencia a demostrase así. Afortunadamente hoy México tiene una sociedad muy abierta de pensamiento que hace que podamos discutir todos los temas sin prejuicios»

No les quieren dar derechos…pero sí quieren su dinero

O así lo demostraron hace unos meses que aprobaron un acuerdo para fortalecer en nuestro país el turismo lésbico, gay, bisexual y transexual, con el fin de generar mayores divisas (o como le han llamado «el peso rosa»).
Este acuerdo fue establecido por la comisión de Turismo. De acuerdo con el dictamen, la población mundial Lésbico, Gay, Bisexual, Transexual, Travesti, Transgénero, Transexual e Intersexual (LGBTTTI) es de aproximadamente 180 millones de personas, lo que representa un mercado potencial para el turismo nacional.
Pero el único lugar en el país especializado para este tipo de turismo es Puerto Vallarta, Jalisco.
Se precisa que en México este nicho aporta anualmente 46 millones de dólares.
De acuerdo con la World Travel & Tourism Council, el turismo lésbico, gay, transexual, travesti, transgénero e intersexual mueve a más de 10 por ciento del volumen de turistas a nivel mundial y se calcula que al año genera 185 mil millones de dólares. Este segmento crece anualmente 10 por ciento.
Cosas chistosas de la vida, el senador Daniel Ávila Ruiz del Partido Acción Nacional (PAN), se pronunció a favor de promover el turismo (el que sea), dijo que propicia mayor inversión y, en consecuencia, genera más fuentes de trabajo en el país.

Pero bueno, sea el dinero o los derechos humanos (no sabemos qué le importe más al PAN), de todos modos parece que viene una nueva arremetida conservadora… ahora sí, que Tláloc nos agarre confesados.

***Vía La Jornada, El Economista, Milenio