Seguro se acuerdan de Dan Bilzerian, si no, den click aquí. Bien, el auto-proclamado Rey de Instagram no es el ejemplo del protocolo de un buen muchacho.

Armas, alcohol, dinero y mujeres es su vida y él no se cansa de presumir su estilo de vida en las redes sociales, sobre todo Instagram, sólo que un día cruzó la línea.

Un día decidió que iba a hacer explotar su propio camión con explosivos hechos en casa en Las Vegas, por supuesto que a las autoridades no les cayó muy en gracia y procedieron legalmente.

Él estaba encarando 6 años de prisión, pero llegó a un acuerdo con la fiscalía. El acuerdo fue que pagaría una multa de poco más de 17 mil dólares (dinero que seguro tenía en su bolsillo al momento) y tendría que grabar un video.

En el video lo vemos alentando a los tiradores a tener cuidado, tomar precauciones, revisar permisos y todo eso, pero la cara que tiene mientras lo dice es una joya:

Vía First Slice