Aunque descabellado, es cierto: los británicos -algunos- creen que es mejor escuchar Bohemian Rhapsody de Queen, que echarse un paliacate.

Lo anterior de acuerdo a un estudio realizado por el psicólogo musical Daniel Müllensiefe, quien tuvo a bien investigar algunas relaciones entre el sexo y sentimientos como el amor y la seducción. Los resultados son inquietantes, como podrán ver:

Por un lado se obtuvo que para echar a andar la pasión, la mayoría de las 2 mil personas entrevistadas dijo preferir una voz cachondona… y no, no fue Barry White, sino el también jacarandoso Marvin Gaye con su tema “Sexual Healing”.

Pero lo interesante viene con el listado titulado “Las 20 canciones mejores que el sexo”, en donde los objetos de estudio señalaron que Robbie Williams con “Angels” y “Sex on fire” de Kings of Leon, son más o menos más excitantes que el clásico mete-saca, pero en primerísimo y orgásmico lugar, los británicos prefieren escuchar los galileos que  Freddy Mercury se echa en “Bohemian Rhapsody” que cumplirles a sus parejas.

El encargado de este sacrílego estudio señaló que el éxito de estas “obras maestras épicas” reside en su capacidad de “superar nuestras expectativas musicales” e ir “por un camino diferente”… la verdad sí está muy buena la rolita de Queen, ¿pero es para tanto?

¿Y ustedes qué canción creen que es mejor que echar pasión?