Las empresas siempre van a pedir que su personal cubra ciertos requisitos; pero la forma de pedirlos a veces tan evidentemente discriminatoria que no pueden pasarse por alto.

Hace unos días los “sueños” que varios tenían de aparecer en publicidad se desvanecieron cuando nos enteramos que -al menos para la publicidad de Aeroméxico- era indispensable no tener “tez morena” y sí un “look Polanco”.

Luego de ser altamente criticados los requisitos que la empresa encargada de realizar comerciales para Aeroméxico pidió a sus modelos -la información incluso fue comentada por la agencia internacional AP-, la compañía de vuelos fijó su postura y mediante un comunicado se deslindó:

disculpa aeromexico

Pero vamos por partes. La semana pasada bloguera Tamara de Anda dio a conocer los requisitos que la empresa Catatonia pidió a los modelos que estuvieran interesados en aparecer en comerciales para la aerolínea mexicana. Tal vez no difíciles de cubrir –para algunas personas- pero sí bastante discriminatorias para otras.

racismo publicidad aeromexico

Catatonia Ads, empresa que recibió en primera instancia todas las quejas y críticas, también se deslindó y avisó que “se reenvió a todas las agencias de modelos pidiendo que hicieran caso omiso de la anterior y se habló con la agencia Solutions para darle retroalimentación al respecto y hacerle ver la repercusión que tiene el mal uso de la información y el lenguaje”.

Además, acusó que el documento publicado a través de una captura de pantalla por la bloguera Tamara de Anda estaba incompleto y lo que hizo fue crear “un intercambio de comentarios que acusaban a Aeroméxico de discriminación (…) Es un hecho que Catatonia nunca solicitó un perfil de casting así, ni mucho menos redactamos solicitudes en tales términos. Se trata de una iniciativa de personas que no pertenecen a nuestra empresa y que tendrán que entender que NO pueden utilizar el lenguaje, afectando y ofendiendo a terceros, sin asumir su responsabilidad en este tipo de actos”.

Pero como alguien tiene que hacerse responsable de la redacción de la solicitud envía a varias agencias de modelos ahora la empresa Free Lance Casting es la acusada de redactar la convocatoria, la cual ya fue debidamente maquillada para que nadie haga panchos y consuman con singular alegría los productos y/o servicios que ofrecen los anunciantes.

Una vez que se han dado a conocer este tipo de prácticas lo importante es preguntarnos: de los productos que consumimos ¿cuánta gente morenita sale en sus anuncios? Quizá se denunció algo que lleva años ocurriendo en nuestro país y que no es ajeno a la publicidad mundial.

¨Vía Milenio, Proceso