“Si se lleva la mugre como se llevó la lana del erario, denme cinco botellas”, es lo que gritan las amas de casa de Coahuila, al ver que en el “Mercado de la Gente” el Partido Joven ha introducido un producto que se ve chafa, pero -dicen- que es harto efectivo para fregar excusados.

Ya que no pudieron colocarlo como diputado plurinominal, los del Partido Joven quieren que Humberto Moreira mínimo quede como el nuevo “Maestro Limpio”, así que en los productos de limpieza que tienen a bien vender en el mencionado mercado (el cual hace alusión al facilón slogan “El Gobierno de la Gente”, utilizado por el exgober durante su administración), han colocado la siempre amable cara del exmandatario.

Igualito al maestro limpio…

De acuerdo con El Universal, la jeta y nombre de Moreira aparece en botellas de cloro, ácido muriático, desinfectante, jabón de manos, fab y demás artículos que se ofrecen a ocho pesitos el litro, precio justo para la economía familiar. Ya si no sirve para acabar con la mugre, las etiquetas que mamilamente anuncian “Fabuloso Humberto Moreira”, servirán para asustar a las cucarachas o que los chamacos no se atrevan a beber el contenido de las botellas.

El fundador del Partido Joven, Edgar Puente, explicó que desde hace dos años se han dedicado a ofrecer diversos productos en colonias populares y ejidos de los 38 municipios. No sólo se limitan a artículos de limpieza, sino también frijol, aceite, azúcar, harina, hojuelas de maíz, sopa para pasta. Estos productos se venden casi al costo.

El programa “El Mercado de la Gente”, agregó, opera desde hace dos años con apoyo de comerciantes y empresarios locales… pero con lo de las elecciones tuvieron que pararlo momentáneamente. Fue el miércoles de la semana pasada que decidieron reanudarlo e “innovar” etiquetando con el nombre de “Humberto Moreira”… el exgober estuvo muy gustoso, ya que así la gente se acordará de él a la hora de lavar pañales sucios o quitar el desagradable sarro de la tasa del baño, ¿cómo no acordarse de él en esas situaciones? puede seguir apoyando a la gente de escasos recursos.