Resulta que en 1992, Pearl Jam decidió regalarle un guitarra autografiada a Josh Hardy. El afortunado era un habitante de New Hampshire, E.U.A que sufría de cáncer terminal.

Después de que Hardy muriera debido a su enfermedad, Ben (su hermano) heredó la guitarra Fender firmada por los cinco integrantes de la agrupación. Desafortunadamente, el nuevo dueño del instrumento fue víctima de un asalto en su domicilio y perdió la mítica guitarra que meses después fue encontrada por la policía.

Lo peor del asunto es que el instrumento encontrado por las autoridades había sido pintado para cubrir las firmas y la evidencia del robo…

Esta historia podría haber tenido un trágico desenlace de no haber sido por Eddie Vedder y compañía, quienes  mandaron una nueva guitarra autografiada a casa de los Hardy después de haberse enterado del suceso.

El paquete llegó a manos de Ben justo el 25 de diciembre de este año. Sin duda, este afortunado se llevó el mejor regalo de navidad del 2011.