Foto: Reuters.

El último recurso fue rechazado: periodistas enfrentan 7 años de prisión por revelar los crímenes de Myanmar

El poder de la información, los alcances del periodismo. Por su investigación sobre la masacre de musulmanes de la comunidad rohinyá, Reuters se llevó un Pulitzer este año. Sin embargo, los periodistas encargados de llevar a cabo esta pieza permanecen en prisión en Myanmar —Birmania—, señalados por violar la Ley de Secretos Oficiales. En el proceso para lograr sus libertad, Wa Lone y Kyaw Soe Oo perdieron una apelación frente al Tribunal Supremo, la cual era su último recurso y ahora tendrán que esperar un indulto por parte del gobierno para evitar pasar siete años de su vida en la cárcel.

De acuerdo con el gobierno de Myanmar, los periodistas de Reuters fueron detenidos por acceder a documentos secretos —todo sucedió en diciembre de 2017, cuando los reporteros se reunieron con policías que les darían documentos relacionados con la masacre en la aldea de Inn Dinn, en Arakan. Un año después, los medios de comunicación internacionales siguen el caso a la expectativa de la decisión que tomen las autoridades de este país ubicado en Asia.

Wa Lone y Kyaw Soe Oo

Los periodistas siguieron el rastro de una matanza perpetrada por el ejército de Myanmar —tras el hallazgo de una fosa común— contra 10 musulmanes rohinyá, recopilaron los testimonios tanto de los agresores como de los familiares de las víctimas y testigos.

Las pruebas de su investigación contenía –además de las entrevistas— fotografías de la masacre. Y fue en este contexto, que mientras los reporteros de Reuters esperaban a sus fuentes oficiales, el gobierno los detuvo por violar la Ley de Secretos Oficiales.

¿Qué dice su defensa? Hasta el momento, se ha manejado que ambos cayeron en una trampa por parte de las autoridades. ¿Por qué? El policía Moe Yan Naing declaró que un superior le había ordenado al grupo ofrecer los documentos secretos a uno de los periodistas, Wa Lone.

Periodistas-condenados-siete-años-prisión-Birmania

Wa Lone y Kyaw Soe Oo. Foto: Reuters.

Ambos se han declarado inocentes del cargo y señalan que todo se trató de una trampa. A pesar de la declaración del policía y los periodistas, las autoridades decidieron hacer caso omiso a esta prueba —el policía fue destituido y encarcelado durante un año por el delito en contra de la Ley de Disciplina Policial.

El tribunal que condenó a los reporteros ignoró el testimonio del capitán de policía, que fue expulsado de esa institución y encarcelado durante un año por ello, tras haber sido acusado de violar la Ley de Disciplina Policial.

De acuerdo con Reuters, todo el conflicto se trata de un caso armado por el gobierno para “silenciar” las voces de los periodistas. A los señalamientos de la agencia, se han unido organizaciones internacionales que pugnan por la libertad de Wa Lone y Kyaw Soe Oo, que se ve difícil de alcanzar.

En fin, sólo para contextualizar, la investigación sobre la masacre en Inn Dinn se realizó en medio de las operaciones del ejército de Myanmar en contra de la comunidad rohinyá, en 2017, tras los ataques de un grupo que pertenecía a los rohinyá. Es decir, se trata de un conflicto étnico por el que ha sido criticado el gobierno de Win Myint.

**Foto de portada: Reuters.