Foto: Cuartoscuro - Abandono animal

Suave justicia: Proponen cuatro años de cárcel por abandono animal

Ricardo Monreal Ávila, coordinador del Grupo Parlamentario de Morena, presentará una iniciativa para tipificar el abandono animal en el Código Penal Federal, ya que este tipo de acciones atenta contra el bienestar, la salud, la integridad y la vida de estos.

Así es. Esta iniciativa tiene como objetivo terminar con el sufrimiento de cualquier clase de animal (perritos, gatitos y más), con sus consecuencias sociales y ambientales, las cuales derivan en costos económicos que se solventan con recursos públicos y privados.

perros-abandonados-pena-morena

Foto: Cuartoscuro – Perros abandonados

Monreal propone que este delito se castigue con una pena de un mes a dos años de prisión si este acto se realiza sin daño alguno; en cambio, si este abandono causa lesión o muerte al animal, la condena será de seis meses a cuatro años para el hijo de la $%&? que lo realice.

En el documento que presenta el morenista, se señala que el abandono es una de las maneras más frecuentes de maltrato animal, generalmente invisible para la sociedad.

De acuerdo con éste, se estima que en México cada año 500 mil perros y gatos son abandonados.

abandono-animales-perros-propuesta

Foto: Cuartoscuro – Condena a quien abandone perros

Por otra parte, según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), existen aproximadamente 23 millones de mascotas. No obstante, el 70% de los perros y gatos se encuentran abandonados y sólo 5.4 millones de mascotas viven en su hogar .

La iniciativa con proyecto de decreto por el que se reforma el Código Penal Federal, y se adiciona un artículo 419 ter, tiene como principal objetivo cumplir con los principios básicos del trato de los seres humanos hacia los animales, estableciendo un tipo penal, en el orden federal, que sancione a quien incumpla con el deber que impone la ley respecto de su atención, protección y cuidado.

*Con información de Notimex.

Esperamos que esta propuesta se haga realidad y los suaves lomitos reciban el trato que merecen.