No fue en Liberty City, ni en Los Santos, fue nada menos y nada más que en Denver, EEUU. Un sujeto aprovechó la distracción de una madre para robarle el coche con su hijo de cuatro años adentro. A partir de entonces, se desató una persecución demencial que sólo podría compararse con los videojuegos de Grand Theft Auto.

Ryan Cole Stone, de 28 años, está acusado de robar al menos tres autos, de secuestrar a un niño y de huir de la policía; todo en dos horas alocadas. Después de arrancar con el niño dentro, el delincuente estrelló el vehículo en contra de otro auto, que le cerraba el paso. Ante la mirada atónita de la conductora, la sacó del coche justo como lo hacen los personajes de GTA.

Numerosas patrullas y un helicóptero siguieron la acción, que incluyó una carrera desenfrenada en sentido contrario y varios daños. Cuando un nuevo choque impidió el avance del sospechoso, continuó su carrera a pie por varios minutos. Todo terminó cuando la realidad no pudo superar a la ficción, y es que Stone fue incapaz de saltar una barda que hubiera sido un juego de niños para cualquier personaje de GTA.

Te dejamos el video para que revivas este extraño incidente.

¿Cómo ven, se parecen un poco, no?

*Vía 9 News