Si creen que no pueden ir a chambear porque la cruda del fin de semana los dejó más muertos que los six’s que se empinaron… sólo piensen que el PES estaba más muerto y, aun así, todavía da señales de vida.

Dado que ni las jefas de los dirigentes votaron por ellos en las pasadas elecciones, en septiembre de 2018, las autoridades determinaron retirar el registro a los partidos Encuentro Social (PES) y Nueva Alianza (Panal). Y todo fue felicidad… pero ahora resulta que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), vislumbra una rejilla por la que podría pasar la luz re-vividora con la que, mínimo el PES, podría resucitar.

De acuerdo con Reforma, el responsable de tamaño chistecito sería el magistrado Felipe de la Mata, quien señala que si bien el PES no alcanzó el raquítico 3% de la votación total que se les pide a los partidos para continuar succionando del erario con su registro, sí alcanza ese porcentaje en su representación en las Cámaras de Diputados y Senadores…

EL PES “obtuvo por la vía de mayoría relativa 56 diputados federales y ocho senadores, lo que en el primer caso representa 11.2% del total de diputados, y en el segundo el 6.25% del total de senadores. En contraste, por ejemplo, con el porcentaje de representación del PT (5.6%), MC (5.6%) y PRD (4%)… Lo lógico es que, si los partidos con menor representación conservaron su registro en la Cámara de Diputados, el PES lo conserve también”, señala De la Mata.

La duda es… sí, chida su representación en las Cámaras, pero ¿a quién fregados representan, si nadie vota por ellos? El magistrado responde… ehrrr…. Bueno, no. Eso quizás lo sepamos en el proyecto de sentencia que podría llevar a la Sala Superior, en el cual lo que principalmente se pide es que el INE revoque la declaratoria que emitió el pasado 12 de septiembre. Hecho esto, el PES recuperaría su registro… y claro, sus prerrogativas.

Ante la ocurrencia del magistrado De la Mata, ya hubo reacciones… no tan positivas para el PES, ya que los colegas del impulsor del proyecto opinan que el mencionado partido no levanta ni en defensa propia: no posee fuerza por sí solo y perdió su registro por no conseguir el porcentaje necesario en las pasadas elecciones. Punto.

Mantener el registro del PES significaría permitir la transferencia de votos prohibida en el artículo 12 de la Legipe, porque se utilizarían los votos de Morena y PT para efectos distintos a los contemplados en la ley“, señaló el magistrado Reyes Rodríguez.