Las historias dentro del terreno de juego en las Copas del Mundo son miles, los goles caen por racimo, las grandes jugadas suceden a cada minuto, sin embargo, hay momentos muy especiales los cuales pasan desapercibidos pero forman parte de la realidad diaria del futbol, como aquel que sucedió en Inglaterra hace casi 50 años en donde un perro se convirtió en héroe nacional.

Previo al Mundial de 1966, el trofeo que en ese entonces era llamado Jules Rimet, se encontraba de gira por suelo inglés. El 20 de marzo tuvo una parada en el Westminster Central Hall lugar en el que sería vista por última ves ya que por un descuido policíaco, un ladrón se llevó el trofeo por la puerta trasera del lugar, desatando un problema de índole nacional.

ROBO JULES RIMET

A las pocas horas de llevarse a cabo dicha fechoría, el bandido se puso en contacto con las autoridades para pedir una recompensa, según los datos que se revelaron en aquel entonces, la suma que se pedía de “rescate” era superior a las 15 mil libras, algo que puso a pensar de inmediato al gobierno.

Los oficiales de Scotland Yard de inmediato crearon un plan en el que se pondrían de acuerdo con el ladrón para entregarle el dinero y que él a su vez regresara la copa, pero debido a la euforia que se vivía, la ejecución falló y atraparon a una persona equivocada, por lo que de inmediato las alarmas se encendieron, ya que faltaban 4 meses para que Uruguay y los locales jugaran el partido inaugural.

Sin siquiera imaginarlo, y mientras la policía reformaba su modus operandus, un perro llamado Pickles decidió darle rienda suelta a su instinto y al momento que su dueño lo paseaba, este corrió hacia el patio de una casa como buscando algo: increíblemente era la Jules Rimet.

pickles

El hombre que paseaba al animal fue hasta donde su perro, por lo que se dio cuenta que algo brillante envuelto entre periódico estaba en la tierra, lo desenterró por completo y llamó a la policía que acudió de inmediato. Para su mala suerte fue tomado como principal sospechoso hasta que la investigación terminó.

Corbett recibió una recompensa de 6 mil libras y comida gratis para Pickles durante un año. Además, fueron invitados a la cena que ofreció la reina Isabel II después del triunfo de Inglaterra ante Alemania en la polémica final.

Para su mala fortuna, el héroe nacional y hasta mundial, falleció un año más tarde cuando vio a un gato pasar frente a su casa e intentó correr pero su correa lo ahorcó. Así fue como un protagonista de las Copas del Mundo saltó a la fama.

Fundé Sopitas como hobby y terminó siendo el trabajo de mis sueños. Emprendedor, amante de la música, los deportes, la comida y tecnología. También comparto rolas, noticias y chisma en programas... More by Francisco Alanís

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook