Foto: @cuauhtemocb10

Piden renuncia de Cuauhtémoc Blanco tras homicidio de médicos en Morelos

Organizaciones civiles, médicos, universitarios y jueces jubilados han pedido la renuncia del gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco, tras el triple homicidio de médicos pertenecientes al Hospital Regional de Cuernavaca —del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El viernes 10 de abril, tres médicos fueron asesinados en Tilzapotla, Puente de Ixtla, por un grupo armado que opera en Morelos. De acuerdo con la Fiscalía Estatal, el posible móvil de este crimen fue el robo de un vehículo.

Según la investigación de las autoridades los médicos fueron “levantados” en un establecimiento comercial —un depósito de cervezas, donde los trabajadores del IMSS se reunieron tras haber terminado sus labores.

Sin embargo, según los grupos civiles, este triple homicidio revela la falta de atención por parte del gobierno de Morelos, pues ya es cotidiano que las agresiones y la violencia sean el pan de cada día en este estado.

cuauhtemoc-blanco-exigen-renuncia-homicidio-medicos-morelos-coronavirus

Foto: @cuauhtemocb10

Exigen la renuncia de Cuauhtémoc Blanco

Lo peor es que en plena contingencia por el coronavirus, los homicidios no cesan. Ese fue uno de los señalamientos del grupo, cuyos miembros se lanzaron al Palacio Estatal para protestar contra la “inacción” del gobierno.

Los médicos que fallecieron en este ataque fueron identificados como pertenecientes a las especialidades de Ginecobstetricia, Anestesiología y Medicina Interna.

Además de la protesta en el Palacio Estatal, los ciudadanos publicaron una carta con 212 firmas dirigida a Cuauhtémoc Blanco. En el documento, los grupos civiles acusan al exfutbolista por la falta de liderazgo y atención a temas prioritarios —no sólo en esta época de coronavirus, sino desde que inició la gestión de Blanco como gobernador de Morelos.

De acuerdo con los morelenses, las cosas en Morelos no han cambiado desde que Cuauhtémoc Blanco asumió el poder —es más, acusaron que el gobernador es indiferente ante la agenda pública del estado.