“Ave María, dame puntería”, fueron las probables palabras del piloto del vuelo BA3271 de British Airways que volaba este lunes, 25 de marzo, de Londres a Düsseldorf en Alemania. La cosa es que sus plegarias de ‘virgencita, plis’ le fallaron a nuestro experimentado aviador pues terminó aterrizando en el aeropuerto de Edimburgo en Escocia. ¡Aplausos!

Según la propia compañía, la falla no estuvo en la brújula del piloto: en realidad, el personal de la compañía se equivocó al llenar el plan de vuelo.

Apenas aterrizaron en Edimburgo, la tripulación tuvo un momento de revelación cuando le pidieron a los pasajeros que se dirigían a Alemania que por favor levantaran la mano. Cuando todos —¡TODOS!— levantaron la mano, se dieron cuenta de su error. Los pilotos se disculparon por el micrófono y rapidito emprendieron el vuelo, ahora sí, para llegar a su destino correcto en Düsseldorf.

Como verán, la mira se les desvió nada más unos cuantos cientos de kilómetros.

flight-tracker-vuelo-alemania-londres

Foto: Flightradar24

En un acto ponciopilatesco, British Airways le echó la culpa a su aerolínea subsidiada BA CityFlyer. A su vez, esta pequeña aerolínea le aventó la bolita WDL Aviation, una compañía que les lleva pequeños vuelos comerciales hacia el país bávaro. El fallo —según esto— estuvo en las oficinas de esta última.

“Cuando estábamos aterrizando vi varias montañas y pensé que así no se ve Alemania pero intuí que habíamos tomado un pequeño atajo”, le contaba Zsófia Szabó, una de las desafortunadas pasajeras a CNN. “Luego, mi compañero que se sentaba al otro lado del pasillo me dijo que checara Google Maps… estábamos en Escocia”.

En un comunicado, la aerolínea asegura que ya se disculpó con los pasajeros individualmente y está tomando medidas correctivas para —ahora sí— atinarle a sus futuros destinos.