Policía devuelve 42 mil pesos que encontró en estacionamiento

Y no es broma del “día de los inocentes”. Mientras que muchos de sus colegas quisieran asestar una cruel mordida que les redituara los miles de pesos que él podría haberse embolsado sin necesidad de afilar el colmillo, el agente Sergio Ángeles Soriano Buendía, hizo honor a su nombre y se portó como un enviado del cielo para mejorarle el día a una señora que ya daba por perdidos los miles de pesos que dejó olvidados en el estacionamiento de una tienda comercial.

Mientras realizaba su tradicional rondín por el estacionamiento del Palacio de Hierro ubicado en las calles de Homero y Moliere, esto en la colonia Polanco, el buen Sergio se encontró una bolsa en cuyo interior había nada menos que 42 mil pesitos… bueno, después de un conteo detallado reportó que la bolsa color rojo contenía exactamente 42 mil 572 pesos, más credenciales de identificación de la la propietaria, tarjetas departamentales y de crédito.

policia honesto

“Nahh, seguro sabía que la dueña del dinero podía pedir checar los videos de seguridad y darse cuenta dónde dejó la bolsita… y por eso se adelantó a devolver todo, no por buena gente”, pueden decir varios de ustedes que se niegan a tener fe en la humanidad… pero como sea, el oficial después de hacer el hallazgo prefirió no jugársela y trasladar lo encontrado al área de monitoreo de la tienda.

policia honesto1

Según reporta la Secretaría de Seguridad Pública, con los datos de las credenciales de identificación que se hallaron en el bolso los encargados de la tienda y el oficial dieron con la legítima propietaria del dinero a quien, después de acreditar que todo el billete era suyo, se procedió  a hacerle entrega de sus pertenencias.

Claro que la doñita en cuestión y su familia no dejaron de agradecer el gesto del policía bancario, quien –de acuerdo con algunos medios- podría ser reconocido por las autoridades capitalinas con algún  premio al valor ciudadano…

Y a todo esto, ¿quién carga 42 mil pesos en efectivo?

*Vía Excélsior, El Financiero