Los accidentes suelen suceder y no se diga entre los muchachos del ahora titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana CDMX (SSC-CDMX), Omar García Harfuch, porque esta no es la primera vez que pasa un incidente digno del jefe Gorgory. ¿De qué hablamos? Va de nuez, un policía resultó herido después de que accionara por mero descuido su arma de fuego.

El reporte llegó hasta medios de comunicación y ahora sabemos que el oficial jaló el gatillo por error justo al momento en que desenfundó su pistola —calibre 9 milímetros. Corte a: el agente sufrió una lesión en la pierna derecha.

De inmediato, paramédicos del ERUM (Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas) se lanzó a las instalaciones del Sector Churubusco, ubicado en la alcaldía Iztapalapa, para atender al oficial, brindarle primeros auxilios y llevarlo al Hospital Regional Ignacio Zaragoza del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) —afortunadamente, las cosas no pasaron a mayores y todo quedó en un sustazo para el oficial.

No es la primera vez

Un caso como este ya había pasado, pero entre un agente y su comandante. ¿Cómo? A inicios de abril, la SSC-CDMX nos reportó una anécdota similar: por error, un policía le disparó a su superior, mientras ambos estaban en el baño.

Se supone que los policías se encontraban en los sanitarios, cuando a uno de los agentes se le cayó su arma y ¡pum! esta se accionó e hirió —nada más y nada menos— que al jefe de la Unidad de la Contraloría Interna.

¿Luego? En enero pasado, otro poli accionó de manera accidental su arma y el agente resultó herido en el pie derecho. La escena sucedió en la colonia Jardín Balbuena, en Venustiano Carranza. ¿Será que en una de esas también el encargan a El Fantasma un entrenamiento plus para los oficiales de la SSC-CDMX?

**Foto de portada: especial.