El Popocatépetl registró una nueva explosión con expulsión de fragmentos incandescentes

Pese a que todos sabemos cuál es la principal amenaza contra la humanidad en estos momentos, no debemos perder de vista otros factores de riesgo, sobre todo cuando los tenemos tan cerquita. El volcán Popocatépetl registró una nueva explosión de consideración la noche de este sábado y hay que mantenernos alerta de su actividad.

El Popocatépetl registró una nueva explosión con expulsión de fragmentos incandescentes

Captura de video

La Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) informó que la explosión del Popocatépetl ocurrió cerca de las 10 de la noche. Dio a coonocer que en ésta se registró un bajo contenido de ceniza pero informó sobre la expulsión de fragmentos incandescentes que por fortuna fueron arrojados a corta distancia. También compartieron el dato de que la columna tras esta nueva explosión alcanzó los 600 m de altura.

 

Es importante tener presente que este fin de semana el Popocatépetl ha estado bastante despiertito y muy activo. De acuerdo con el monitoreo permanente que emite el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) sobre la actividad del Popocatépetl, hasta antes de la explosión el volcán había emitido 290 exhalaciones y 303 minutos de tremor (es decir, unas cinco horas de actividad volcánica prolongada que se relaciona con la circulación de magma a varios kilómetros de profundidad).

Fue apenas el pasado 10 de abril, también por la noche, cuando el Popocatépetl nos sorprendió a todos con una explosión un poquito más fuerte que la de esta noche. Y lo que más nos espantó aquella ocasión es que se le ocurrió tener actividad la misma noche que en Indonesia se despertó el volcán Krakatoa.

El Popocatépetl registró una nueva explosión con expulsión de fragmentos incandescentes

Foto ilustrativa: Cuartoscuro

Las autoridades informan que el semáforo de alerta volcánica se mantiene en amarillo Fase 2, lo que representa que la población de lugares aledaños al Popocatépetl debe procurar mantener puertas y ventanas cerradas ante la posibilidad de caída de ceniza y tener especial cuidado con quienes presenten enfermedades respitratorias. También recomiendan, como dijimos al principio, mantenerse muy alerta de los avisos pertinentes en su localidad.