Si las caricaturas tuvieran opinión, faltaría saber su sentir respecto a esta comparación poco favorecedora.

Nomás porque se parece tantito a su líder, las autoridades chinas han decidido sacar de circulación una imagen del oso más cursi de la televisión, acompañado de su compañero Tigger, esto porque diversos blogs del país oriental andaban ejerciendo la respectiva cábula.

”Utilizar a Winnie the Pooh para representar al presidente chino, Xi Jinping, parece una broma inofensiva”, señaló Michael Bristow corresponsal de la BBC en China, sin embargo, “así no lo vieron los censores chinos.”

Aunque con la imagen también Barack Obama fue motivo de carrilla, al presidente estadunidense poco parece importarle, ya que no ha dicho nada al respecto –o quizá no se ha dado su vuelta por sopitas.com- pero no es el caso del mandatario chino, ya que aunque Xi Jinping “se promociona como un hombre del pueblo, parece estar susceptible a la forma como es visto.”

De acuerdo con la BBC, la ira de Xi Jinping ocurrió porque no le gustó para nada ser comparado con el regordete osezno come miel…

Imaginen cuántos programas se vetarían en México si nuestros políticos hicieran lo mismo.