¡Un momento! ¿Por qué nos debe interesar la Fiscalía General y todo lo que viene? Tienes que saber

¿Por qué nos debe interesar la Fiscalía General y todo lo que viene?

Este viernes, 18 de enero, después de horas de discusión, análisis, planeación y mucho —mucho— sarcasmo en las palabras anteriores, el Senado de la República eligió al nuevo fiscal General de la República (FGR). Después de ganar con 91 votos a favor, el Doctor Alejandro Gertz Manero se llevó el puesto por mayoría calificada.

Todo muy solemne, pero, a pesar de las burlas por la nada sorpresiva elección, la verdad es que sí es importante saber mínimo a qué se va a dedicar nuestro flamante fiscal. Acá abajo te contamos todo lo que tienes que saber.

¿Qué #&%$/ es la Fiscalía General de la República? 

Se trata de un órgano público autónomo que sustituye a la Procuraduría General de la República (PGR). De acuerdo con lo que fue aprobado por el Congreso, esta nueva fiscalía va a gozar de autonomía en su funcionamiento y presupuesto. El objetivo es la procuración de una “justifica eficaz y el acceso a la reparación integral de los daños”.

Para que podamos entender mejor todo este asunto de la Fiscalía es necesario que regresemos al 2014, cuando en el contexto de las reformas estructurales de Enrique Peña Nieto se propuso la creación de la FGR. El objetivo era darle autonomía a esta institución y permitir que los resultados de la misma fueran completamente apartidistas y libres de intereres personales. Sin embargo, la administración de nuestro querido EPN no abundó sobre el funcionamiento o el diseño.

Con todo el debate que esto generó, fue hasta el 15 de noviembre del año pasado cuando con 70 votos a favor, el Senado de la República aprobó en lo general la nueva Ley Orgánica de la FGR, con lo que “oficialmente” se dio paso a su creación.

El nombramiento del fiscal, de acuerdo con lo estipulado, sucedería conforme lo dispuesto en el artículo 102 de la Constitución (mismo que fue reformado).

Posteriormente, en diciembre la Cámara de Diputados y el Senado declararon la autonomía de la Fiscalía General, con lo que se determinó que el pleno (del Senado) sería convocado a un periodo extraordinario para poder integrar la lista de aspirantes a liderar la Fiscalía.

Al siguiente día, en la Gaceta del Senado se publicó el Acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) por el que se emitió la convocatoria para aspirar a la Fiscalía y se determinó el procedimiento para nombrar al titular. El periodo de recepción de solicitudes fue del 24 de diciembre y hasta el 31 de diciembre.

¿Qué se supone que hará el fiscal General de la República? 

Según lo que fue aprobado, esta nueva ley establece que las funciones del fiscal son investigar y perseguir los delitos, ejercer la correspondiente acción penal, procurar la reparación del año a las víctimas, así como adoptar y promover las medidas de protección a favor de las víctimas, testigos, etc.

El fiscal General no será nombrado por el presidente directamente si no por el Senado, sin embargo el Ejecutivo federal si podrá removerlo de su cargo por considerar que incumple con los fines institucionales, por participar o permitir violaciones a los derechos humanos, así como por la comisión de violaciones graves a la Constitución.

Se va a crear una coordinación general, de la cual el coordinador está facultado para suplir al fiscal en caso de ausencia y va a representar legalmente al órgano en los asuntos jurídicos de acciones promovidas en su contra.

Además, contará con un órgano Interno de Control y un Consejo Ciudadano.

¿Por qué es importante este nombramiento? 

Como lo mencionamos en los puntos anteriores, la designación de un fiscal que haga bien su chamba, garantiza (o no) que las futuras investigaciones garanticen una adecuada acción penal, que no se oculte información por proteger a algún funcionario, que no respondan a los intereses del presidente ni de su partido, que la ciudadanía pueda participar activamente y que existe una transparencia en todo el proceso.

Es por eso que desde que se empezó a trabajar en la creación de la Ley Orgánica lo que más se exigía una verdadera autonomía e independencia para que no sucediera el típico #FiscalCarnal. En su momento se pedía que se garantizara el fin del pase automático de procurador a fiscal, cosa que terminó sucediendo aunque no es las condiciones más transparentes.

Se trata, en general, de uno de los pasos más importantes para que México pueda luchar con herramientas reales en contra de la impunidad.

Es por ello que organizaciones y colectivos civiles destacan que sólo con un proceso transparente, herramientas objetivas de evaluación, participación ciudadana, reglas claras y un escrutinio real se puede dotar de legitimidad a quien lidere la Fiscalía.

Comenta con tu cuenta de Facebook