Posible paro de actividades en el Congreso de los Estados Unidos

Si el Congreso de los Estados Unidos no se pone de acuerdo con el presupuesto para este año, el gobierno tendrá que cerrar.

Al parecer el gobierno norteamericano, cerrará a partir de mañana 01 de octubre ya que los demócratas, (que controlan el Senado), dijeron que suprimirán del proyecto para financiar al Gobierno federal los capítulos vinculados al Obamacare y que enviarán una versión modificada de regreso a la Cámara de Representantes. Sin embargo, los republicanos, (mayoría en la Cámara Baja), no han dado señales de que vayan a ceder y el plazo para lograr un acuerdo expira a medianoche, momento en que el Gobierno sólo dispondrá de fondos para gastos básicos.

Entonces, ¿qué sucede durante un cierre del gobierno? Un montón de cosas malas.

obamacare

¿Por qué cierra el Gobierno?

El Congreso tiene que aprobar leyes de presupuesto que financien la labor del Gobierno federal. Si no aprueban esas leyes, no hay dinero para el funcionamiento, que va desde el pago de salarios hasta financiar a pequeños comerciantes, y es allí cuando se da el cierre.

¿Por qué hay problemas para aprobar el presupuesto?

Porque los republicanos en la Cámara de Representantes quieren incluir en la propuesta de ley algunas enmiendas que afectan la aplicación de la reforma de salud (conocida como Obamacare), lo que es rechazado por el Senado y el presidente Obama. Esto impide que se logre un acuerdo entre ambas cámaras del Congreso, los republicanos están tratando de condicionar la aprobación del presupuesto a que la implementación del Obamacare, que comienza el martes, sea frenada.

Los senadores se reunirán 10 horas antes de que venza el plazo para el cierre de Gobierno a la medianoche. El Senado, dominado por los demócratas, indicó que no aceptará la propuesta de los representantes, y aseguró que le devolverán una nueva versión, que no incluya ningún cambio al Obamacare.

¿Si no hay un acuerdo en verdad cerraría el Gobierno?

Sí. Eso ya ocurrió a finales de 1995 y duró 21 días, hasta comienzos de 1996.

¿Cómo se daría el cierre?
Primero se determina cuáles trabajadores no son esenciales y serían mandados a sus casas sin que cobren sus salarios, hasta que el Congreso apruebe el presupuesto. Esto incluiría, por ejemplo, a los empleados de los parques nacionales que cerrarían. Los trabajadores tendrían que dejar sus oficinas en un plazo de cuatro horas.

¿Cuántos empleados federales se verían afectados?
Se estima que entre 783,000 y 825,000 empleados federales no esenciales serían mandados a sus casas. Se calcula que en total hay 3.3 millones de trabajadores públicos en EEUU.

¿El Presidente y los congresistas recibirían su sueldo?
Sí. El sueldo del Presidente, de $400,000 al año, es considerado un gasto obligatorio y no sería afectado. Por su parte los senadores y representantes son considerados empleados esenciales y también seguirían recibiendo sus cheques.

¿Cómo les afecta a los ciudadanos estadounidenses esta medida?

Los ciudadanos podrán enviar y recibir correo, pero cualquier intento de envenenar a los funcionarios del gobierno tendrá que realizarse hasta que regresen a sus oficinas después de que termine el cierre. Si son militares siguen en funciones de guerra. Los cheques del Seguro Social y pagos del Medicare seguirían llegando. Pero si necesitan un préstamo federal para la compra de una casa, obtener un pasaporte o un permiso de portar armas, tendrán que esperar a que las oficinas abran para poder hacer esos trámites.

passport

¿Cómo terminar un cierre del gobierno?

Según The Washington Post, el Congreso debe aprobar un proyecto de ley para financiar al gobierno, y la Casa Blanca tiene que firmarlos. Pueden hacerlo en cualquier momento. O pueden quedarse en casa y mantener el gobierno cerrado. Nada les obliga a hacer nada. Depende de qué tipo de presión política que se enfrentan.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama reiteró que el Congreso tiene la obligación de aprobar el presupuesto y que el país debe de pagar sus deudas (en referencia al siguiente escenario catastrófico en vista que se producirá el 17 de octubre cuando se alcance el techo de la deuda y EE.UU. entre en suspensión de pagos).A poco más de seis horas de distancia de un posible cierre del gobierno, dio un mensaje a la nación, compareció durante unos momentos en la sala de prensa de la Casa Blanca para acusar a una pequeña facción de congresistas de secuestrar al Gobierno en su totalidad.

El presidente ha dicho que es inaceptable que “una facción de un partido de una de las cámaras del Congreso pueda cerrar el Gobierno” porque no están conformes con el resultado de una elección. Obama declaró que esperaba “que en el último minuto, una vez más, el Congreso decida hacer lo que es correcto”.