Ya están en camino los impuestos a las apps de servicios streaming y que ofrecen servicios de transporte… y podría venirse uno más, pero ahora para las que usan los turistas para encontrar alojamientos más económicos que los hoteles. Cortesía de la bancada del PRD en el Senado.

Con el objetivo de contar con un padrón de prestadores de servicios de alojamiento plenamente identificado (y sacarles su respectiva tajada), el grupo del PRD en el Senado prevé proponer un impuesto a las aplicaciones (apps) que sirven para rentar inmuebles particulares a turistas… ya saben, tipo Airbnb.

Airbnb en el centro de la disputa entre israelíes y palestinos

Twgram

Según explicó para Milenio el coordinador de la Comisión de Turismo, Antonio García Conejo, el punto de su propuesta –además de contar con una lista integrada por todos los prestadores del servicio– es regular el sector, ya que la aparición de las mentadas apps ha representado una merma en la industria hotelera… la que está plenamente identificada y regulada por los gobiernos locales y, claro, por la administración federal.

Así como ocurre con muchas otras apps, por el momento no existe una ley que regule la forma en que funcionan las aplicaciones de alojamiento. Según indica el legislador del PRD, éstas funcionan con contratos “atípicos”, lo cual en algunas ocasiones termina afectando al cliente… ya que, cuando se dan controversias, la forma en que éstas se deben resolver no están del todo claras.

“Con esta medida las autoridades contarían con una base de datos actualizada, a la par del crecimiento de dichas plataformas, facilitando la recaudación y regulación que causen con motivo de su uso”, señaló el del PRD.

Para comenzar el camino hacia la imposición de impuestos a apps como Airbnb y demás, se propone la modificación de la Ley general de Turismo y el Código de Comercio, para establecer que el alquiler de habitaciones en viviendas utilizadas como domicilio habitual debe considerarse como una actividad comercial.