¿Qué pasa con el poco alcance que tienen los horizontes políticos hoy en día? Tal vez aquella vieja ley de toda acción tiene una reacción nunca les ha parecido verdadera, ¿o será que simplemente las cosas andan tan mal en nuestro país, que Televisa y, supuestamente, el Gobierno no creyeron que justo en estos tiempos una serie originalmente titulada Policía Federal, Héroes Anónimos iba a resultar inconveniente para la población?

La verdad es que, incluso desde un punto de vista exterior y parcial, resulta muy incómodo ver problemas reales que azotan furiosamente al país como parte de la trama de una telenovela que mezcla en sus entrañas toda clase de estrategias de mercadotecnia. Sin embargo, ya poniéndonos desde una postura crítica, tal parece que buscaba ser una forma fácil de renovar la fe y la credibilidad del pueblo en la Policía Federal. Es decir, una estrategia para legitimar una guerra que cada vez más ven como injusta por medio de un producto que el pueblo consume diariamente sin muchos ánimos de crítica: las telenovelas.

Leyendo la página de El equipo, uno puede darse cuenta de que ésta pretendía ser una telenovela como cualquier otra, el elenco cubre todos los clichés que vemos en las telenovelas: la muchacha pudiente que prefiere seguir su instinto aunque esto signifique renunciar a las comodidades que sus padres proveen, el joven emprendedor que logra destacar por su compromiso y su valor (secreto enamorado de la muchacha rica), el corrupto, el pobre, el rico, los buenos y, por supuesto, los malos. El yin y el yang, con algunos matices que representan el arrepentimiento y el aprendizaje: lecciones fáciles para una población enajenada.

Sin embargo, aunque pretendía ser una telenovela del montón, es claro que no lo es. Su presupuesto (150 millones de pesos según fuentes extraoficiales), el lugar, la situación del país y el tema que la componen, la diferencian mucho de las otras. Eso podemos notarlo en las instalaciones y el equipo oficial que prestó la PF a la producción: armamento, helicópteros, equipo y personal de la dependencia que actúa como extra. Esto que también notaron los diputados del PRD que, como buenos contendientes, no pudieron dejar de aprovechar el error (este era difícil de ignorar) de sus contrincantes y presentaron una denuncia que pretende desatar una investigación sobre presuntas irregularidades en la producción de la telenovela.

Irregularidades, claro que las hay, ¿no les parece irregular que el gobierno dé libertad, esta vez sí, a los medios para internarse en instalaciones de la SSP que están catalogadas como estratégicas y de seguridad nacional? Realmente está claro y hay que ser muy inocente para no darse cuenta de que esto es una alianza entre la Policía y Televisa.

Ante todo esto no puedo evitar preguntarme ¿qué pretendían lograr con esta serie?¿Querían darle una especie de justicia ficticia a los televidentes? ¿O por qué su encuesta pregunta si la justicia, la acción o el amor son sus elementos favoritos en la serie?

La zozobra no cesa, es difícil creer que los inocentes sean los productores que llevan tragándose las horas del pueblo frente al televisor por años y no nosotros, y más difícil es pensar que los inocentes sean los políticos, que fueron capaces de desatar, o registrar minuciosamente, un holocausto porcino hace unos años (producción que envidiarían en Hollywood) para cubir algunas otras “irregularidades”. Me refiero a que es extraño pensar por qué no trazaron alguna otra estrategia más efectiva, es decir, menos obvia.

No es que no puedan existir las series policiacas, CSI o Law & Order, son éxitos hasta en nuestro país, sin embargo son claramente ficticias y no pretenden retomar el cáncer que está destruyendo al país. Hay una gran falla en el timing de esta serie y sobre todo en la clara vinculación de la misma con la Secretaría de Seguridad Pública que podemos notar sin tener que ejercer juicios personales.

¿Cuál es la razón por la cual El equipo sale del aire este viernes? ¿creen ustedes que en verdad haya estado pensada para durar solo 15 capítulos? Y si es así, ¿para qué invertir tanto dinero en una “serie” que duraría tan poco?

Los rumores avanzan, y se esparcirán por unas cuantas semanas más, ayer, por ejemplo, en Proceso se dijo que “El programa, que gozó del horario estelar de la televisora, generó molestia y reclamos principalmente entre los altos mandos de las Fuerzas Armadas, que tienen diferencias con García Luna (Secretario de Seguridad Pública) desde el principio del gobierno de Felipe Calderón”.

Pero la verdadera pregunta, o al menos la que sí podemos contestarnos es ¿qué significa que Policía Federal, Héroes Anónimos salga del aire? ¿significa que el país, tan enfurecido como está, ya no se dejó engañar con simples campañas televisivas? Me gustaría pensar que sí, que algo está cambiando del otro lado de las televisiones. Los responsables de El Equipo, seguirán diciendo que estaba previsto que sólo durara 15 capítulos, es nuestra responsabilidad decidir si creemos o no este supuesto, pero también es nuestra responsabilidad seguir preguntando y no quedarnos con las migajas de verdad que no dejarán de lanzarnos.