Y ahora que han leído esta nota, ¿cuánto piensan dejarle al mesero?

El más que agradecido presidente de la República del Congo, Denis Sassou -Nguesso  se voló la barda y es que, por los tratos recibidos durante sus últimas vacaciones en Carratraca, una localidad ubicada en Málaga, España, el mandatario congolés decidió dejar la suma de 10 mil euros.

El problema es que Sassou -Nguesso no dejó dicho para quién iban los euros: simplemente se los dejó a un hombre de 84 años, el cual se encargó de decidir la forma de hacérselos llegar a sus paisanos.

Don Francisco –nombre del octogenario repartidor de propinas- optó por acudir al ayuntamiento y solicitar el censo de población y después de hacer unas cuantas operaciones matemáticas determinó que a cada uno de los habitantes le corresponden 12 euros de propina.

Por lo anterior, desde el pasado martes don Francisco junto con su hija y yerno colocó una mesa  afuera de su casa y ha establecido horarios de atención para hacerle la entrega de su respectiva propina a cada uno de los 900 habitantes que aproximadamente habitan el pueblo español.

Aún sin saber por qué fue elegido por el presidente del Congo para la entrega de la cuantiosa propina, el hombre de 80 años señala que nunca pensó en quedarse con el dinero y piensa que se están haciendo las cosas de la mejor manera. Don Francisco ha sido juez, director de un banco e incluso alcalde de Carratraca… no iba a manchar su reputación por sólo 10 mil euros.

Por otra parte, habría que saber qué tal les cae a los paisanos de  Sassou -Nguesso la propinota que dejó, ya que la economía de República del Congo no es tan sana que digamos.

*Vía .huffingtonpost.es

 

Fundé Sopitas como hobby y terminó siendo el trabajo de mis sueños. Emprendedor, amante de la música, los deportes, la comida y tecnología. También comparto rolas, noticias y chisma en programas... More by Francisco Alanís

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook