Ricardo Monreal (sí, el que con sus declaraciones hizo caer la Bolsa Mexicana de Valores y que la administración de AMLO iniciara mal en lo económico) dice que, por mucho que AMLO se rife, no puede con toda la chamba. Necesita un gabinete que lo apoye más.

A pocos días de cumplirse un año de la victoria que tiene a AMLO en Palacio Nacional, el coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, se puso el traje del chamaco al que todos le quieren hacer calzón chino, al no perder la oportunidad de quedar bien con el mero, mero.

En declaraciones recogidas por diversos medios, a Monreal nomás le faltó decir que “¡qué guapo es, señor presidente!” en el ejercicio de reflexión que se aventó con motivo del próximo informe de labores que presentará AMLO, el 1 de julio.

Yo en términos generales veo una conducción correcta, la autocrítica podría ser, y te lo voy a decir porque te respeto, veo al Presidente muy activo, muy proactivo, un presidente muy dinámico, no descansa, no ha descansado un solo momento”, aseguró Monreal…

Y bueno, si tan rifado el presidente… ¿tons por qué tanto malestar con su gobierno?

Ahhhhh, pues porque no se ha sabido rodear de gente fregona (como él… seeeee). “Veo un gabinete que no está en el acompañamiento, veo un gabinete que la curva de aprendizaje ha sido larga, pesada y que me gustaría ver un gabinete más cercano con él. Siento al presidente que hace todo, conduce todo y necesita que su gabinete lo acompañe más”.

Foto: Presidencia.

Fue en noviembre pasado cuando Monreal, en su afán de meterle el pie al presidente… digo, “acompañar” a AMLO, insistió en llevar al Senado la iniciativa para eliminar las comisiones que cobra la banca. Debido a sus propuestas, la Bolsa Mexicana de Valores perdió 2.15 por ciento a 43 mil 310.01 puntos, con lo que llegó a su nivel mínimo desde mediados de febrero de 2016.

De acuerdo con el analista financiero, Enrique Galvan Ochoa, el raspón que le puso Monreal a la entonces próxima a estrenarse 4T no se ha sanado… incluso recientemente el tema fue nuevamente abordado por banqueros, en su última reunión en Acapulco. “Monreal es un clásico del humor involuntario”, remata el analista.