Según la idea publicada por el Gobierno y explicada a profundidad —no se rían— por Andrés Manuel López Obrador y otros tantos funcionarios de la Cuarta Transformación, el programa de Jóvenes Construyendo el Futuro tiene como objetivo becar a cerca de 2.3 millones de jóvenes que no estudian ni trabajan durante 12 meses. Sin embargo, de acuerdo a un estudio publicado recientemente, nos enteramos que no salieron muy bien las cuentas y no les alcanza el presupuesto. 

Un estudio del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) afirma que con el presupuesto que tiene asignado el proyecto conocido como “becas para ninis” —de 3 mil 600 pesos al mes— el Gobierno podrá echarle la mano a 925 mil jóvenes… o sea, solo el 40% de los que tenían pensados.

En pocas palabras, el estudio estima que el proyecto requería de 99 mil millones de pesos para funcionar. Sin embargo, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) solamente tiene 40 mil millones de pesos para que este programa funcione. En el estudio explican también que si, por alguna extraña suerte, lograran ayudar a todos los jóvenes que tienen programados, se quedaría corto el asunto pues hay más de 5 millones de “ninis” en México que tienen entre 18 y 29 años.

De ahí en fuera, el estudio no le echa muchas porras al proyecto que Luisa María Alcalde presume en cada canal posible: aseguran que no hay fechas límite ni mecanismos de acotamiento. Además, estiman que sería una carga extra para el IMSS —tendrán cobertura médica— que no está contemplada en su presupuesto.

¿Quieren leer el estudio entero? Lo pueden encontrar AQUÍ.