Aunque ellos dicen que no habrá impuestos a productos básicos, el PRI ha dejado abierta la puerta para su implementación.

Los delegados del PRI decidieron en una sesión que no duró ni dos horas, quitar de su Programa de Acción los obstáculos que impedían a sus legisladores votar por una reforma hacendaria con IVA en alimentos y medicamentos.

Pero de acuerdo a palabras del delegado nacional, Eduardo Bernal García, estos cambios en su Programa no implican que en automático se aprobará una reforma con el IVA generalizado… nomás es para que lo puedan poner en la mesa de negociaciones en el Congreso.

“Si el presidente de la República ha sido muy valiente, pues no podemos poner candados al Ejecutivo y al Legislativo. El PRI cumple su parte quitando ese famoso candado del IVA a alimentos y medicinas, pero ello no significa que vaya a ir ese incremento, porque esa será una decisión del Ejecutivo y del Legislativo”.

Además de quitar los candaditos molestos, también se aprobó la apertura de Petróleos Mexicanos a la iniciativa privada: “El partido se pone al día en cuanto a los retos que el país debe afrontar”, señaló en conferencia el presidente nacional del PRI, César Camacho, quien estuvo acompañado por miembros del “Nuevo PRI” como Mariano Palacios Alcocer, Cristina Díaz y Humberto Roque Villanueva.

Recordemos que luego de aprobar la reforma laboral, los priistas amenazaron con la creación de una reforma energética y hacendaria para mediados del año.

*Vía Milenio, La Jornada