Pues quizá con el tiempo se perfeccionen los juicios orales en el DF, mientras tanto muchos no estarán conformes con el dictamen que la juez Nelly Ivonne Cortés Silva otorgó al caso de Francisco Javier Gutiérrez Aguilar, quien el pasado domingo arrolló con su auto a un ciclista.  El acusado presuntamente conducía en estado de ebriedad.

Aunque todavía se tendrá que presentar a audiencia el próximo 30 de enero para presentar pruebas a su favor, y no tiene un domicilio laboral fijo –ya que es comerciante- los argumentos desahogados por Gutiérrez Aguilar fueron “contundentes” para que la juez ordenara su libertad bajo fianza, con la condición de cumplir ciertas medidas cautelares:

“Fue sin querer lastimarlo, fue que yo, no sé cómo decirlo. No era mi intención. Yo no soy malo. Si no hubiera sido por la camioneta que se atraviesa, no hubiera perdido el control”.

“Ha demostrado ser una persona honesta”, abundó la defensa del inculpado, que solicitó a Cortés Silva que le diera chance a su cliente de presentarse a firmas cada 30 días: “No se va a ir”. A final de cuentas el Ministerio público fijó la presentación de Gutiérrez cada 15 días.

En vigor desde el pasado 16 de enero, ayer se realizó el primer juicio oral en el DF, el cual se resolvió en cerca de una hora. Al “evento” que dio inicio a las 10:30 de la mañana, acudió como invitado de honor el jefe capitalino, Miguel Ángel Mancera, quien llegó con retrasó de 25 minutos.

Como recordarán, Francisco Javier Gutiérrez es el responsable de arrollar y matar al ciclista Rafael Augusto Guerrero Duro el domingo pasado en Periférico Sur.  Al dar comienzo la audiencia, la jueza pidió a Juan Carlos Gómez Silva, ministerio público de la Fiscalía de Delitos No Graves, que acreditara el delito de homicidio culposo agravado.

2471625

Luego de señalarle a la jueza que durante su detención los policías le leyeron sus derechos y de negar ser asistido por su defensa, el enjuiciado describió con detalle los hechos: “El día domingo alrededor de las 9 de la mañana circulaba por el Periférico a 70 kilómetros por hora, en promedio. Iba a agarrar la aguja para salir en Miramontes, venía en el carril de en medio, espejeando. No me percaté de que de este lado venía una camioneta. Mi instinto fue hacer un volantazo y desafortunadamente arrollo a los ciclistas”.

Aunque presuntamente iba en estado de ebriedad y a más de 110 kilómetros por hora, Gutiérrez aclaró que efectivamente llevaba chupe a bordo de su auto… pero “traía tres botellas de aguardiente porque iba a hacerme una limpia (…) Quiero recalcar que no estaba tomado”.

La jueza recordó que el delito de homicidio culposo agravado se castiga con hasta 10 años de cárcel, pero gracias a los alegatos de la defensa, Gutiérrez consiguió salir libre bajo fianza, la cual se estableció en 334 mil pesos… además tendrá que cumplir ciertas medidas y presentarse en unos días a ofrecer pruebas en su favor.

“Con estas medidas cautelares se da por terminada la audiencia a las 11:55 horas”, dijo la juez y así todos los presentes desalojaron la sala en la que no fue permitido el ingreso de cámaras.

@plumasatomicas

*Vía Proceso