Foto: Cuartoscuro

“Hacemos periodismo, no política”: Proceso responde a acusaciones de “veto” de John Ackerman

No sólo el actual director de Proceso, sino el antiguo encargado, Rafael Rodríguez, señalaron que Ackerman hacía uso político de su espacio en el semanario.

Pues con la novedad de que ayer el académico John Ackerman se enteró que lo cepillaron del semanario Proceso… y, aunque uno pensaría que lo podría tomar de la mejor forma, total, medios para seguir echando sus ideas políticas no le faltan (sigue en La Jornada, TV UNAM, Once TV… y hasta dentro del INE), pues no.

Proceso se ha distinguido por publicar análisis e investigaciones que evidencian transas y fallas no sólo de este gobierno, sino de anteriores: desde Salinas hasta AMLO, pasando por Zedillo, Vicente Fox, Calderón y EPN… y hasta más pa’ tras, es decir, reparte parejo. Sin embargo, John Ackerman acusó que su salida responde a intereses ideológicos y políticos. Es un “veto”, aseguró el analista.  Pos ya saben, con eso de que no deja de defender en sus textos la justa causa de la 4T (no importando claros señalamientos de corrupción).

john-ackerman

Foto: Cuartoscuro – John Ackerman

Según publicó en sus redes sociales, aunque apenas se enteró ayer que no pertenece más a Proceso, desde hace algunos días se las olía. “Desde hace dos semanas Carrasco [Jorge Carrasco, director del semanario] dejó de responder a mis mensajes y hoy descubro que mi nombre ha sido simplemente borrado de la lista de colaboradores“.

La manera tan opaca e indigna de manejar esta situación hace pensar que la decisión no respondería a cuestiones editoriales o financieros, sino más bien a intereses ideológicos y políticos (…) EPN me eliminó de los pocos espacios que todavía tenía en los medios electrónicos a partir de mi denuncia del fraude electoral de 2012.  Hoy he sido vetado una vez más y ha llegado a su fin mi colaboración histórica en Proceso”. Histórico, luego de 14 años: su primera colaboración fue en 2006.

tuit Ackerman

Captura de pantalla

“Proceso hace periodismo, el proyecto político es de Ackerman”

En respuesta a las acusaciones de Ackerman, el actual director de Proceso, Jorge Carrasco, señaló dos ejemplos con los que queda claro que el académico ya no encajaba con el tipo de periodismo que caracteriza al semanario.

El primero de ellos, cuando tras el ataque en contra del titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la CDMX, Omar García Harfuch, Ackerman se aventó a comparar la agresión del crimen organizado con las críticas periodísticas que se hacen contra el gobierno de López Obrador. En aquella ocasión, el analista se refirió a los detractores de AMLO como “periodismo sicario”.

Tuit Jorge Carrasco Proceso

Captura de pantalla

En el otro ejemplo, Carrasco se la volteó a Ackerman. Para censuradores, él y su esposa, Irma Eréndira Sandoval. Según recuerda el director de Proceso, la pareja no aguantó las críticas que se vertieron sobre ellos en el semanario, usando al propio medio para defenderse y, peor aún, reclamando por las fotografías utilizadas para ilustrar la información.

“No te confundas. El periodismo de Proceso no se suma a ningún interés político. Ni al tuyo ni a ningún otro”, le dijo Carrasco a Ackerman, vía Twitter.

John Ackerman

FOTO: PEDRO ANZA/CUARTOSCURO.COM

En fin, para los nostálgicos que digan que “esto no hubiera pasada en la otra época de Proceso”… quien también salió a responder los dichos de Ackerman fue Rafael Rodríguez Castañeda, exdirector del semanario tras haber ocupado el cargo de 1999 a febrero de 2020. No con buenos recuerdos de Ackerman: “Tuve con John diferencias cuando era director: porque quería cobrar más por sus artículos y por utilizar su espacio de manera facciosa. Proceso,  sólo hace periodismo, desde hace cuatro décadas. Él hace política”.

Tssssss, que “en fin, la hipotenusa”, dice.

Top Relacionadas