Foto: Cuartoscuro-especial.

“Eran ingobernables”: Así calificó una funcionaria del DIF a adolescentes víctimas de feminicidio

Este es un caso que expone la burocracia a la que se enfrentan las familias de víctimas de abuso o feminicidio y, por otra parte, muestra la necesidad de que el personal de las fiscalías y dependencias del gobierno —dedicadas a la atención de víctimas y procuración de justicia— sea capacitado para evitar la estigmatización y revictimización. ¿Qué pasó? En Sinaloa, han surgido protestas contra las declaraciones de la procuradora del DIF de Culiacán.

¿Por qué? En una entrevista con El Sol de Sinaloa, Liliana Pimentel, procuradora de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes del DIF de Culiacán, declaró que en el caso de dos menores asesinadas hace una semana, las niñas tenían un perfil de “ingobernables” —por el hecho de que casi siempre estaban fuera de casa y sin la supervisión de un adulto.

De acuerdo con la funcionaria, las adolescentes de 14 y 16 años —cuyos cuerpos fueron encontrados en el ejido El Huizache— vivían una situación difícil en su hogar, con “muchachos vagos” y arrastraban una problemática que terminó por crecer.

Son adolescentes que ya entran en problemática con muchachos vagos, que no estudian y que ambas vienen de familia disfuncional, familia con padres separados, padres adictos y ahí está la problemática, desde ahí viene creciendo”.

Protestan contra las declaraciones del DIF

Una vez que las declaraciones de Liliana Pimentel se difundieron, el Colectivo de  Mujeres Sinaloenses Activas levantó la voz, pues Liliana Pimentel se saltó los derechos humanos de las niñas y al destacar su situación —el entorno familiar y los problemas que vivían— las revictimizó.

No sólo eso, de acuerdo con Teresa Ochoa, del Colectivo Mujeres Sinaloenses Activas, la procuradora del DIF buscó una manera de justificar la inoperancia de las autoridades al echarle todo el peso del caso a la misma problemática familiar.

Para el colectivo, las declaraciones de la funcionaria del DIF fueron una especie de justificación —olvidándose de los derechos y el interés superior de la infancia.

El colectivo no fue el único que reclamó por las declaraciones de Liliana Pimentel, en redes se convocó a una protesta para exigir que la Presidencia Municipal tome cartas en el asunto —y despidan a la procuradora del DIF.

El caso

A inicios de septiembre, los cuerpos —incinerados— de dos adolescentes fueron encontrados en el camino del ejido El Huizache, en la Sindicatura de Costa Rica, Culiacán.

Lamentablemente después de este doble feminicidio, el proceso para esclarecer el caso, así como para encontrar a los agresores ha sido lento. ¿La razón?

En voz de la propia procuradora del DIF, esta dependencia aún no cuenta con información sobre el caso para darle seguimiento. Es más, hasta el miércoles 9 de septiembre las autoridades seguían a la espera de que la Fiscalía General de Sinaloa les pasara datos clave.

sinaloa-procuradora-dif-declaracion-ingobernable

“Mujeres de la Asamblea Feminista Nuevo León acudieron a las afueras de la Procuraduría General de Justicia para manifestarse por las desapariciones de mujeres y feminicidios en el estado”. Foto: Cuartoscuro.

Por esta razón y por las declaraciones de Pimentel, el Colectivo de Mujeres Sinaloenses Activas reclamó al presidente municipal de Culiacán, Jesús Estrada Ferreiro, que pida la renuncia de la funcionaria del DIF.

“Es inconcebible que una funcionaria con tan importante y sensible trabajo, se manifieste de esta forma respecto a la situación de las víctimas y sus familias, que aún teniendo la información de la gravedad del caso aún no actúe por oficio. Culiacán es un municipio en Alerta de Género, y prácticas como ésta deben sancionarse”, expuso.

“Traía tatuajes por todos lados”: La excusa del fiscal de Baja California ante el feminicidio de Danna

Y ojo, esta no es la primera vez que un funcionario o funcionaria desestima un caso con sus declaraciones. A finales de agosto, el fiscal de Baja California declaró que una adolescente —cuyo cuerpo fue incinerado en un terreno baldío— estaba expuesta al peligro por el hecho de que tenía “muchos tatuajes”.