Un día después de los reportes sobre el desabasto de gasolina en algunas estaciones de CDMX, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) autorizó a las gasolinerías ubicadas en el centro del país o que han registrado desabasto a racionar la venta del combustible en casi 10%, como medida extraordinaria y temporal.

La noticia la dio a conocer Ricardo Sheffield Padilla, titular de Profeco, al explicar que esta medida ayudará a agilizar el servicio en las gasolinerías y como una manera de contener la falta de abasto.

Si bien por ley las estaciones no pueden limitar o condicionar la venta de gasolina, esta acción también se tomó debido a que algunas gasolinerías han contactado con Profeco para pedir la autorización de racionar el producto, detalló el jefe de Profeco.

Por lo pronto, según Sheffield, se ha pedido autorización para sólo vender de 10 a 40 litros, aunque la “crisis” no llega a las cien estaciones.

“El precio de la gasolina no ha incrementado”

Sobre la posibilidad de que los despachadores suban el precio del combustible, el titular de la Profeco aseguró que los precios no se han incrementado a pesar del desabasto en algunas gasolinerías.

Y hasta el momento la Procuraduría sólo ha recibido una queja contra una gasolinería que sólo despachaba combustible a los vehículos de una empresa con la que tiene contrato y por esta razón se negaba a despachar a otros usuarios.

Además, las delegaciones de la Profeco en los estados afectados por el desabasto llevan un registro de las estaciones que pidieron autorización para vender el combustible necesario y limitarlo, en un monitoreo estatal.

Sin embargo, los consumidores pueden presentar sus denuncias vía telefónica al 55688722 o en el correo [email protected]que atiende reportes de todos los estados del país—.