¿Alguien estuvo viendo Breaking Bad? Un profesor de química en Japón se enfrenta a 10 años en la cárcel —no se me vaya a agüitar— porque lo cacharon enseñándole a sus alumnos a producir éxtasis (MDMA), una famosa droga recreativa. Según él, le estaba dando duro bien macizo al estudio de la farmacéutica.

Nuestro Walter White del país del Sol Naciente es Tatsunori Iwamura, el maestro consentido de ciencias en la Universidad Matsuyama en la prefectura de Ehime.

De acuerdo a The Guardian, el profesor admitió ante las autoridades japonesas que utilizaba su clase de química farmacéutica para enseñarle a sus alumnos a hacer MDMA —conocido como éxtasis— y otras drogas de “diseñador” como el cannabinoide 5F-QUPIC.

Lo curioso acá es que no solo lo arrestan por producir sustancias ilegales… en realidad, su principal error es que se le venció la licencia.

Las leyes de Japón permiten que los investigadores y académicos universitarios obtengan una licencia para que siga el fiestón poder trabajar con drogas ilegales o prohibidas. Iwamura sí tenía sus permisos en regla hasta hace unos meses pero al momento de su detención ya habían vencido.

Las autoridades japonesas arrestaron al profesor y a cuatro alumnos que participaban en su curioso proyecto de ciencias. De acuerdo a The Guardian, hay otros 11 estudiantes que también están metidos en el problema.