Estamos acostumbrados a que pasen por nuestras manos platos, cubiertos, vasos desechables, globos y cientos de otros plásticos de un solo uso que más tardamos en utilizar que en lo que terminan en la basura (si bien les va). Pero esto pronto va a cambiar en la CDMX.

En el 2021, entrará en vigor una ley para prohibir la comercialización, distribución y entrega de productos plásticos de un solo uso. Al menos, así fue aprobado por la Comisión de Preservación del Medio Ambiente y Cambio Climático, Protección Ecológica y Animal del Congreso capitalino.

Estamos hablando de tenedores, cuchillos, cucharas, palitos mezcladores, platos, popotes, bastoncillos para hisopos de algodón, globos y varillas para globos, vasos y sus tapas, charolas para transportar alimentos, aplicadores de tampones fabricados total o parcialmente de plásticos, o bien que estén diseñados para su desecho después de un solo uso.

Se trata de una reforma a la Ley de Residuos Sólidos y necesitará de los esfuerzos conjuntos del gobierno, empresarios, partidos políticos y sociedad civil para detener la producción de estos productos de plástico que son un verdadero desperdicio y contaminación.

¿Cómo se va a poner en marcha?

De acuerdo con la diputada del Partido Verde Ecologista, Alessandra Rojo de la Vega Píccolo, será la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México la encargada de establecer precios de garantía a cargo de los fabricantes, distribuidores y comercializadores de estos productos para que se promueva su reciclaje en cuanto se conviertan en basura.

Además, meses después de la publicación de este decreto, la Secretaría del Medio Ambiente emitirá los criterios para la regulación en la producción y consumo de plásticos. Básicamente se busca promover el uso de materias primas provenientes de los recursos naturales.

Es por ello que la norma entrará en vigor hasta 2021, para dar chance a que se implementen las campañas de concientización y educación tanto para la sociedad como para la industria del plástico.

La diputada de la Vega Píccolo explicó que, con esta reforma, la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México podrá echar a andar un programa para asesorar a los productores de plástico para que realicen una reconversión tecnológica y le apuesten al desarrollo de alternativas compostables.