Moviendo a México....

Propuesto por Trump, EEUU recortaría más del 30% ayudas a México

Aunque ahorita anda quitándose el chamuco con el Papa Francisco, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no podía dejar a México sin la acostumbrada ración de mala leche. Así que, ahora que se dio a conocer la cantidad de dinero que el Departamento de Estado solicitó para la ayuda bilateral a México para el próximo año, resulta que el monto sólo será aproximadamente 32% menos a lo que se requirió para el año fiscal 2017.

Pero bueno, tampoco es para que acá se lo tomen personal y quieran ir a lincharlo cual ruso nazi. La solicitud hecha al Capitolio va de acuerdo con lo que ha manejado el gobierno de Trump en cuanto a los fondos destinados para el Departamento de Estado, el cual vio disminuir 28% su presupuesto. Así, el área federal de Estados Unidos encargada de las relaciones internacionales, también disminuirá la suma de lo que anualmente destina para la ayuda bilateral con Guatemala y Honduras, señala Reforma.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos

Foto:Alex Wong/Getty Images

Pese a que todavía falta que el proyecto fiscal de Trump sea avalado por el Congreso, las expectativas no son favorables a México y ya se manejan reducciones en áreas como cooperación militar, donde se destinarían 87 millones de dólares, la mitad de lo que se envió en 2016.

Otro ejemplo de reducción se encuentra en la ayuda para la lucha contra el crimen organizado y la migración, donde el Departamento de Estado de EEUU sólo gastará 60 millones de los verdes… 40 menos que el año pasado, según Proceso. El Buró de Narcóticos Internacionales y Aplicación de la Ley (INCLE) también reduciría su ayuda: de 90 millones de dólares en 2017 a 80 millones de dólares en 2018.

“La ayuda en seguridad (del INCLE) complementan las importantes inversiones antinarcóticos hechas por México y que han dado resultados en combatir el tráfico de drogas y en los retos compartidos de migración, prioridades nacionales de seguridad de Estados Unidos”, cita Reforma a la propuesta del líder republicano, la cual -como puede leerse-  le echa porras a la partida del INCLE, pero no menciona que se le aplicará tijera al presupuesto que anualmente otorga como ayuda a México.

Eso sí -añade la propuesta-  lo que el INCLE ofrezca al gobierno mexicano le ayudará “a desbaratar las actividades de las organizaciones transnacionales criminales, combatir las drogas ilegales, incluyendo el cultivo de amapola y la producción de heroína y drogas sintéticas”… y nos quejamos que luego las autoridades nacionales hacen caravana con sombrero ajeno: Trump lo hace y por adelantado.

Bueno, quién no haría lo que Trump… Estados Unidos destina una suma para que México enfrente “la impunidad y la corrupción, que crearon un santuario para el crimen organizado y alimentaron el desborde de violencia hacia el norte de la frontera de México” (señala el proyecto presupuestal). Con los resultados que ofrece nuestro país, quién no reduciría la suma. Y digan que dio algo: 25 millones de dólares, 14 menos que para 2017.

De acuerdo con Proceso, tanto recorte es para que Trump cumpla una de sus promesas de campaña: que la política exterior beneficie los “intereses estratégicos” de Estados Unidos.  Por ello, habrá un recorte de 10 mil millones de dólares a los fondos destinados a los programas de asistencia global: derechos humanos, protección ambiental, ayuda para desastres naturales, contribución a organizaciones internacionales en general… bye. Bueno no tanto así, pero sí una reducción significativa.