En Monterrey, Nuevo León, la discusión sobre el aborto ha generado polémica entre los grupos pro vida y las asociaciones por el derecho de las mujeres a decidir. En este contexto, las protestas de la comunidad pro vida se han acentuado, como sucedió el día de ayer cuando alrededor de una treintena de personas acudió a las oficinas de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) para manifestarse contra el aborto arrojando bebés de plástico y pintados de rojo, simulando una masacre.

¿El objetivo? De acuerdo con Familias Fuertes Unidas de Nuevo León, la manifestación fue para lograr que la presidenta de la CEDH, Sofía Velasco, renuncie a su cargo. ¿Por qué? Velasco presentó un recurso para promover la inconstitucionalidad contra la Ley Antiaborto —aprobada en marzo pasado.

La discusión sobre el aborto

Acompañados por niños y niñas, los integrantes de Familias Fuertes Unidas también exigieron que la representante de la CEDH dé marcha atrás en su acción de inconstitucionalidad. Para este grupo, lo importante es defender la vida desde el momento de su concepción y el artículo 1 de la Constitución local refrenda su dicho —ya que fue aprobada en medio de una discusión que dividió a Nuevo León y no ha cesado debido a la inconformidad de algunos de los ciudadanos y las ciudadanas—. Vale mencionar que esta no es la primera vez que el grupo pro vida sale a manifestarse en contra de la CEDH.

Foto: ABC Monterrey.

El pasado 10 de abril, este colectivo le cayó al Congreso local y se dirigió con la bancada del PAN (Partido Acción Nacional, que ha defendido la ley Antiaborto) para que se promoviera el juicio político en contra de Sofía Velasco, titular de la CEDH… por precisamente interponer el recurso de inconstitucionalidad hacia la reforma aprobada en marzo pasado.

Foto: especial.

Sin embargo, de acuerdo con Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos, no existe un fundamento legal para que Familias Fuertes pida la destitución de Sofía Velasco. Es más, señaló que la acción de inconstitucionalidad que Velasco presentó “fue hecha conforme a derecho” y tiene como objetivo proteger los derechos de todas las mujeres. Esta posición ha exacerbado al grupo pro vida, que el día de ayer aprovechó la tarde para refrendar “lo inhumano” del aborto.

Aborto en México

En la discusión sobre el aborto, es importante considerar los derechos civiles de las mujeres y las acotaciones médicas que se han hecho, más allá de dar paso a los sentimientos, creencias y hechos morales. ¿Por qué? También se trata de un tema de derechos humanos y el acceso a la salud.

De acuerdo con expertos en derechos humanos de la ONU, el Estado debe comenzar el camino para despenalizar el aborto “y hacer todo lo posible para garantizar que las mujeres y las niñas tengan derecho a tomar sus propias decisiones sobre el embarazo”. Además, la garantía al acceso a los servicios de salud debe tomarse en cuenta.

En México, si bien el aborto inducido en casos de violación y cuando la vida de la mujer está en riesgo es legal en los códigos penales estatales —excepto en Guanajuato, Guerrero y Querétaro—, el objetivo de asociaciones civiles y de derechos humanos es lograr su despenalización total.

En el caso de Nuevo León, la ley Antiaborto se aprobó para garantizar el derecho a la vida: desde “el momento de la concepción”. No obstante, esta decisión desencadenó la discusión sobre el derecho de decidir de las mujeres y la preservación de la salud de niñas, adolescentes y mujeres adultas en este estado.

**Foto de portada: ABC Monterrey-especial.