Foto: Telediario

Encapuchadas queman documentos y cajas en la Fiscalía de CDMX

La tarde de este viernes 13 de noviembre, un grupo de feministas y mujeres encapuchadas llegaron al Centro de Atención de Violencia Intrafamiliar (Cavi) de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México para exigir justicia para Bianca Alexis, cuyo cuerpo fue encontrado el 8 de noviembre en Cancún, Quintana Roo.

De acuerdo con medios locales las manifestantes llegaron a las instalaciones de la Fiscalía en la colonia Doctores, sacaron cajas con documentos y las incendiaron en la calle de enfrente.

Se tiene el registro también de algunos vidrios rotos y pintas en las paredes de las instalaciones para exigir justicia no solo por Bianca, sino por las feministas que fueron reprimidas por el gobierno de Quintana Roo y en general por la violencia feminicida que a diario se registra en nuestro país.

Debido a esta manifestación y la presencia de mujeres en las inmediaciones de la fiscalía, se encuentra cerrada la circulación sobre Dr. Río de la Loza a la altura de Niños Héroes.

Protestas en la Fiscalía CDMX

El pasado miércoles 11 de noviembre, un grupo de feministas que se manifestaban en la Fuente de Cibeles en la colonia Roma Norte fueron encapsuladas por la policía capitalina. El asunto es que dentro del cerco policial también había periodistas y fotógrafas. 

Al lugar llegó el subsecretario de la Ciudad de México, Arturo Medina, para dar instrucciones al personal capitalino y a la policía que se realizaran una marcha encausada y escoltada para que la manifestación continúe rumbo a Casa Quintana Roo y no se registe más violencia en el camino.

“Estamos acordando aspectos mínimos para que puedan seguir avanzando sin ningún tipo de confrontación. El gobierno lo que dice es que siempre vamos a privilegiar el diálogo y cuando haya una acción de violencia, trataremos de contener y evitar que esto ocurra”, afirmó el funcionario.

Policías encapsulan manifestación feminista en Fuente de Cibeles; hay fotógrafas dentro

La protesta tenía como fin la casa de representación de Quintana Roo en la Ciudad de México para exigir justicia por los colectivos reprimidos en Cancún y por el asesinato de Bianca Alexis.