Por si estaban con el pendiente de qué opinión le merecieron a la historiadora, Beatriz Gutiérrez Müller, las pintas que se hicieron en el Ángel de la Independencia durante la protesta del pasado 16 de agosto… pos, así como muchos en redes, la esposa de AMLO como que insinuó que “así no son los modos”.

Cuestionada sobre el asunto, luego de un evento oficial, Gutiérrez Müller señaló que no hay protesta que justifique rayar paredes o inmuebles, sobre todo si estos pertenecen al patrimonio cultural de los mexicanos.

Foto: Cuartoscuro

Pos oigan: puede que haya abusos a mujeres, violaciones a derechos humanos, que corra el mole por todas las ciudades… pero eso sí, con edificios y monumentos impecables. Pues si no, ¡qué van decir las visitas!

“Puede ser el caso de más injusticia en la historia del mundo, pero ese edificio o esa puerta es patrimonio de todos, entonces es una agresión a todos, independientemente de la justicia o validez que tenga la protesta, que sea en el momento que sea, en el siglo que sea”, indicó Gutiérrez Müller quien, por cierto, es presidenta del Consejo Honorario de Memoria Histórica y Cultural de México.

De acuerdo con Reforma, doña Betty insinuó que a veces los que protestas nomás vandalizan a lo güey… sin saber la amoladota que le están dando al patrimonio. “Los propios mexicanos no tienen conciencia, en muchos casos, del valor de lo que están rayando”, agregó.

Foto: Cuartoscuro

Lo anterior no quiere decir que Beatriz Gutiérrez Müler esté en contra de las manifestaciones o protestas… nooo, pero pos que las hagan a la antigüita: con porras, canciones de trova, todos unidos de las manos y, si se puede, sin detener el tránsito. Bueno, no lo dijo así tal cual, sino así: “O sea, tú puedes protestar por lo que tú quieras, pero no rayes el patrimonio”, sugirió la primera dama a la que no le gusta que le digan primera dama.

En otro asunto, Gutiérrez Müller señaló que estaría de lujo que AMLO y la Secretaría de Relaciones Exteriores hicieran los trámites necesarios para conseguir que nos retachen el penacho de Moctezuma… pero si no se puede, pues hay muchos otros objetos regados por el mundo que bien podrían ser repatriados.

Yo creo que es un símbolo muy grande para los mexicanos el Penacho de Moctezuma y muchos otros (…) pero yo creo que hay muchos otros símbolos: hay códices, hay obras pictóricas, muchísimas cosas que podrían regresar a México”.