Si le echaron aguacate a sus tacos mejor regresen al rato porque si siguen leyendo, seguro derramarán bilis del coraje. El día de hoy, 5 de septiembre, el Centro de Análisis e Investigación Fundar dio a conocer su informe “Contar lo bueno cuesta mucho. El gasto en publicidad oficial del gobierno federal 2013 a 2016”. En el documento se analiza el gasto en publicidad oficial, el cual ha tenido un crecimiento anual de 7.6%. De continuar por el mismo camino–y seguramente así será, sino es que aumenta aún más con el cierre del sexenio–, el gobierno de Enrique Peña Nieto habrá ejercido aproximadamente 60 mil millones de pesos al cierre de su administración. Y para muestra, un botón:

Tan sólo para el Quinto Informe de Gobierno, se realizaron numerosos spots para ensalzar las acciones realizadas durante el gobierno de Peña Nieto, los cuales serán difundidos hasta el día de mañana 6 de septiembre. El actual gobierno se ha caracterizado por los abusos en el gasto en materia de publicidad –gastando 71.86% más de lo aprobado por la Cámara de Diputados, lo cual equivale a más de 15 mil mdp adicionales– y lo peor es que lo ha hecho en un periodo de múltiples recortes al presupuesto en sectores como salud, desarrollo social y medio ambiente. Simplemente en el 2016, el gasto en publicidad oficial rebasó los 10 mil mdp, siendo Grupo Televisa y TV Azteca los que más recursos obtuvieron (3 mil 148 mdp). Estos dos canales televisivos salieron ganones, pues Televisa recibió el 18.75% y TV Azteca el 10.6% del monto total del gasto en 2016. De acuerdo al estudio, otros medios beneficiados han sido Estudios Churubusco Azteca, Grupo Fórmula, El Universal y Media Planning Groups.

Gráfica que muestra el gasto del gobierno en publicidad oficial en los últimos años
La siguiente gráfica muestra la diferencia entre el gasto aprobado por el Congreso versus lo que realmente se desembolsó en publicidad oficial, vía Twitter

Tan sólo en 2016 se chutaron más de 10 mil 698 mdp en publicidad pero si sumamos los cuatro primeros años del actual gobierno, y el primer semestre de 2017, la cifra asciende a los 37 mil 725 mdp. Para que se den una idea del despilfarro, esta cantidad equivale a cuatro veces el monto destinado en 2016 al Programa de Productividad Rural de la SAGARPA –9 mil 409 mdp–; y cuatro veces al presupuesto en 2016 destinado a las Becas de posgrado y apoyos a la calidad del Conacyt –9 mil 433 mdp–, las cuales beneficiaron a 57,803 personas. Es decir que todo el dinero que se gasta en echarnos en cara que “lo bueno no se cuenta, pero cuenta mucho” podría ser utilizado en sectores, como el campo y la educación, que beneficiarían realmente a la población.

via GIPHY

Para seguir haciendo corajes, Fundar reveló que a nivel de dependencias, en 2015 y 2016, las secretarías de Salud y Desarrollo Social, aún después de los recortes presupuestarios, sumaron un monto de 4 mil 129 mdp de gasto en publicidad oficial. A pesar de que la Secretaría de Salud tuvo un recorte de 10% de su presupuesto en 2015, y 6% en 2016, gastó 2 mil 800 mdp en ambos años, un monto seis veces mayor a lo que le fue aprobado. Menos descarada, la Secretaría de Desarrollo Social tuvo un recorte de 2% de su presupuesto en 2015 y de 3% en 2016, y ejerció “solamente” 1 mil 329 mdp en publicidad oficial en los dos años, un monto once veces mayor respecto de lo aprobado en ese rubro para ambos años.

Lo anterior pone hace irrisorias las medidas de austeridad propuestas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en dichos años, así como las prioridades de la actual administración. Si no les bastó y necesitan derramar más bilis, pueden consultar el informe completo.

Comentarios

Comenta con tu cuenta de Facebook