Con el fin de poner su granito de arena contra la crisis de contaminación por plásticos que afecta a varios ecosistemas de nuestro planeta, el estado de Puebla ha decidido que los establecimientos ya no otorguen de forma gratuita popotes, bolsas de plástico o envases de unicel a sus clientes desde el primer minuto de 2020, por lo que las personas deberán llevar propias bolsas de manta o cualquier otro material para poder llevarse la mercancía que adquieran en esos lugares. ¡Bien ahí!

Esta medida fue aprobada por los regidores del Ayuntamiento de Puebla, quienes aprobaron en sesión ordinaria de cabildo prohibir de manera progresiva “el uso de materiales de plástico, popotes y unicel en tiendas comerciales”. Y aunque no podemos negar que esta es una gran noticia para el medio ambiente, por el momento la medida sólo es válida en la capital de Puebla, y quienes no la acaten podrían tener una multa de 1,200 pesos a los 42 mil pesos o la cancelación de la licencia de funcionamiento de su establecimiento. 

Si bien la medida de eliminar los plásticos apenas comienza en una parte del estado, voluntarios de GreenPeace Puebla crearon una iniciativa y pidieron firmas para que esta acción se extienda en toda la entidad. Hasta el momento, la petición lleva más de 4 mil firmas, por lo que será presentada ante instancias legales del estado para que se haga algo al respecto y Puebla pueda formar parte de la lista de estados que le han dicho “adiós” a las bolsas de plástico como Baja California Sur, Michoacán, Veracruz, Querétaro, entre otros.