Este año cerrará como el más violento en la historia reciente de México. De acuerdo con un reporte presentado la organización Semáforo Delictivo a finales de octubre, los delitos de alto impacto (homicidios, secuestros y robos con violencia) crecieron en el año que está por concluir. Los especialistas previeron que 2017 cierre con una cifra total de homicidios superior a 24 mil casos, superando la marca registrada en 2016. Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, solamente durante octubre se abrieron 2 mil 371 carpetas de investigación por el delito de homicidio; así, tristemente, se rompió el récord de asesinatos por cuarta vez en lo que va del año. La violencia se ha recrudecido en varios estados de la República Mexicana.

Durante la madrugada del miércoles 20 de noviembre, se registró una nueva postal violenta, una sin precedentes en Baja California Sur. Por primera vez aparecieron personas colgadas en puentes, práctica llevada a cabo por los diferentes grupos del crimen organizado en entidades como Nayarit, Veracruz, Sinaloa, Chihuahua, Tamaulipas y Coahuila. Los cuerpos fueron hallados en tres puentes distintos de los turísticos municipios de Los Cabos y La Paz. Cerca de las 4:30 hrs, ciudadanos dieron aviso a las autoridades sobre dos cadáveres que pendían de un puente que conduce al Aeropuerto Internacional de La Paz, cercano a la comunidad de Chametla.

Casi a la misma hora, indican reportes periodísticos, se alertó sobre la presencia de otros dos cuerpos, estos estaban colgados en un puente, ubicado cerca de Las Veredas, que lleva al Aeropuerto Internacional de Los Cabos. Media hora después, se reportó un tercer hallazgo: dos personas más fueron colgadas en el puente vehicular que está en el kilómetro 4.5 de la carretera que une Cabo San Lucas-San José del Cabo. Los cuerpos fueron retirados por personal de rescate. Medios locales informaron que los cadáveres estaban acompañados de narcomantas; su contenido no fue difundido. Carlos Mendoza Davis, gobernador de Baja California Sur, condenó los hechos a través de Twitter y prometió una investigación al respecto.

La Procuraduría General de Justicia del Estado comunicó que los seis hombres no presentaban heridas de bala y que, horas después de los hallazgos, aseguraron un vehículo en La Paz que contenía rastros de sangre. Datos sobre la identidad de las víctimas o los posibles móviles de los crímenes no fueron revelados. El procurador Daniel de la Rosa, quien asumió el cargo apenas hace una semana, afirmó que la ley se tiene que aplicar contra “todo delincuente o grupo delictivo” y que no permitirán que la violencia siga aumentando en la zona. De 2014 a octubre de 2017 se ha registrado mil 50 casos de homicidio en esta entidad. Tan solo en este año, se han reportado 469 incidencias.

El pasado 16 de diciembre, Juan Manuel Mayorga Rubio, comandante de la Dirección General de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de Los Cabos, fue asesinado. Mayorga Rubio fue rafagueado apenas unos minutos después de que de la Rosa tomara posesión com procurador. De acuerdo con un conteo realizado por el periódico Excélsior, durante este año han sido asesinados cuatro comandantes y doce policías —tanto ministeriales como municipales— en Baja California Sur. A mediados de noviembre, Silvestre de la Toba Camacho, titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de BCS, fue asesinado cuando personas armadas atacaron el automóvil en el que viajaba.

En abril se registró el homicidio del periodista Max Rodríguez Palacios, quien cubría nota roja en el portal Colectivo Pericú.

Foto de portada: Reuters