Noticias

7 puntos para entender el huachicoleo y la crisis de gasolina en México

Pareciera que enero siempre será un mes delicado para la discusión de las gasolinas en México, y si hace un par de años fue el “irremediable gasolinazo” de Peña Nieto, hoy, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador parece afrontar su primera gran prueba como gobierno con el huachicoleo y la crisis de combustibles que parece expandirse rápidamente por todo el país.

Así que si has estado desconectado, vas llegando de vacaciones o crees que porque no tienes coche, esto no te afecta, te compartimos algunas dudas básicas para entender qué es lo que está pasando.

¿Qué es el huachicoleo?

Seguro has escuchado incansablemente esta palabra en los últimos días. La palabra ‘huachicol’, técnicamente proviene de un término maya waach que sirve para describir a los foráneos, y según El País, este término se modificó a ‘huache’ para que se pudiera usar como sinónimo de falso.

O sea, en muy pocas palabras, así se le dice a la práctica de robar combustible o alcohol adulterado de mala calidad. Acá te lo explicamos más a fondo.

Esta es la razón por la que hay desabasto de gasolina en 8 estados del país
Foto: Especial

¿A cuánto asciende el tamaño de esta práctica?

En su columna del 8 de enero de 2019, Loret De Mola señala que dos grandes empresas abastecían sus unidades con combustible robado. En mayo de 2017, el excandidato a la Presidencia, José Antonio Meade le explicaba a CNN que México perdía entre 15 mil y 20 mil millones de pesos al año.

Pero eso no es nada, ya que en el 2018, el exdirector general de Pemex, Carlos Treviño, dijo a Forbes que México perdería cerca de 35 mil millones de pesos en ese mismo año por robo de combustible.

¿Entonces hay desabasto de combustible?

Oficialmente, ni AMLO ni Sheinbaum han dicho que es desabasto, y Pemex asegura que hay suficiente combustible para todos. El problema, es que no está llegando a las gasolineras debido a que el gobierno cambió el método de distribución, cerrando los ductos subterráneos (que eran ordeñados por los huachiloreos) y sustituyendo por el uso de pipas, lo que hace que el proceso sea más costoso, pero sobre todo lento.

¿A quién le conviene que no haya gasolina?

Aunque pareciera que a nadie, esta crisis de combustible conviene principalmente a aquellos beneficiarios por el huachicoleo, pues entre mayor sea el descontento de la gente, el gobierno tendrá menos margen de maniobra y mayor presión.

Así que, aquí puede existir cabida a las teorías de conspiración, en donde ciertos grupos gasolineros que vendían huachicol, opten por decir que “no hay gasolina” para generar mayor exasperación y obligar a que tarde o temprano se vuelvan a abrir los ductos por los que se roba el combustible.

Aquí, el punto es que a una semana de la crisis, el gobierno no ha presentado denuncias formales y mucho menos se ha castigado a nadie, por el contrario, todo se ha quedado en vagos señalamientos de sospechas a “altos directivos” que aún no han sido nombrados.

Foto: Especial

“No tengo coche, a mí no me afecta”

Aunque Andrea Legarreta (PLOP!) pudiera pensar que si no tienes coche, esto no te afecta, en realidad esto nos termina por afectar a todos, pues podríamos llegar al punto en el que el desabasto de combustibles se convierta en desabasto de productos perecederos en las tiendas, en que camiones y microbuses de transporte público decidan subir arbitrariamente sus tarifas, en que haya menos coches y taxis circulando, o en un caso dramático, en que servicios de emergencia como ambulancias y bomberos se vean también afectados.

¿Qué puedo hacer?

Antes que nada, evitar las compras de pánico. Si tienes tanque lleno o casi lleno, no vayas a atascar las gasolineras, por el contrario organízate para hacer rondas con tus compañeros de escuela y oficina, busca alternativas de movilidad como transporte público, bicicleta, monopatines, etc. Si ves una gasolinera manchada con los precios, denuncia a Profeco por acá.

Otra recomendación, y para tener mejor noción de dónde están las gasolineras más cercanas, es que puedas hacerte de alguna de estas apps para encontrar gasolina a buen precio y cerca de tu ubicación, y acá te preguntarás… “bueno, ¿y cómo sé que habrá gasolina?”…

La revista Proceso publicó un mapa interactivo que marca en dónde hay y en dónde no hay gasolina:

¿Qué va a pasar?

El gobierno asegura que el problema es temporal y que en los próximos días se restablecerá el flujo de combustibles en las gasolineras, sin embargo, tenemos que ser conscientes de que la dimensión del problema es mucho mayor de la que vemos.

De entrada, el primer desafío para el gobierno será demostrar que esta estrategia no fue una simple ocurrencia y que por el contrario tiene un plan de combate bien desarrollado, en el que más allá de resolver el tema de abastecimiento, se dará con los culpables, incluidos los funcionarios de alto rango de los que tanto se ha hablado.

El riesgo que se corre, es que de no encarcelar a los culpables y de no erradicar por completo esta práctica, el gobierno de AMLO perdería credibilidad, pero sobre todo, evidenciaría el tamaño al que ha llegado la impunidad en nuestro país.

Comentarios