Filas interminables para cargar gasolina, muchísimo tráfico en la ciudad, y el sol pegando en la meritita choya. Muchos tenemos la mala costumbre de cargar gasolina hasta que se prende el foquito del auto, pero nunca había pasado a mayores por lo mismo que cargar gasolina era cosa de unos cuántos minutos. Pero al menos estos días, eso es cosa del pasado, ya que hay usuarios que han reportado hasta una hora de espera para poder cargar combustible.

En muy pocas palabras, la falta de gasolina se debe a una estrategia del Gobierno para combatir el robo de combustibles en el país, pues se ha cambiado el método de distribución para evitar el famoso ‘huachicoleo’, (acá te lo explicamos paso por paso) pero… ¿y si por esperar una hora en la fila te quedas sin gas? ¿O si te envalentonaste con el “sí llego“, y te quedaste a mitad del camino?

Bueno, primero te daremos algunas recomendaciones para que cuides esa gasolina tan preciada en estos momentos:

1.- No usar el aire acondicionado por más de 15 minutos

Sabemos que el sol está grosero y que muy probablemente ya sepas que el aire acondicionado de tu auto funciona con gasolina. Pero bueno, nunca está de más el amable recordatorio. Procura no estarlo encendiendo y apagando por periodos cortos, ya que eso también le da en la torre a tu gasolina.

2.- No acelerar más de lo habitual el auto y mantener una velocidad constante

Pa’ qué le buscas. Si de por sí eso de quemar llanta quedó en le época del mal gusto, esos acelerones para ‘ganarle al de adelante’ la entrada a Viaducto, no aplica por ahora. De hecho, nunca ha aplicado, no seas gandalla.

3.- No dejar encendido el vehículo, aún cuando solo esperes 2 minutitos

Es que gasto más gasolina si lo apago y lo vuelvo a prender,” FALSO. Así que dile a tu novia que ya esté lista cuando pases por ella. Por piedad.

4.- No llevar sobrepeso ni forzar la marcha

Despídete de tu guardarropas en la cajuela, y también saca todo lo que no necesites de tu auto, esos 3-4 kilos extra se convertirán en algunas gotas de gasolina que buena falta te harán.

5.- Inflar bien los neumáticos para evitar el desgaste

Ya que llegaste a la gas después de esa media hora de espera, aprovecha la visita y pídele al amable señor gasero que te cheque el aire en las llantas… no cada mes, no cada semana… ¡en cada visita! Una llanta bien inflada gasta menos gasolina en tu auto.

¿No que no? Suben los impuestos de la gasolina para el 2019

Pixabay

Ahora, si de plano ya valió y te quedaste a media avenida y nomás no hay alguna gasolinera cercana, te diremos qué podrías hacer (más allá de ir a una gas a patín), para que salgas del aprieto:

1) Usar la asistencia vial del seguro de auto contratado

¿Sabías que hay seguros de autos que te incluyen el envío de gasolina en caso de necesitarlo? Obviamente, asegúrate de checar en tu póliza que tengas esta opción contratada. Cuando en la carátula de la póliza indica que se tiene contratada la cobertura de asistencia vial se podrá solicitar a la aseguradora el servicio de asistencia y envío de gasolina. Ojo, el envío no tiene costo pero la gasolina sí. El límite de envío usualmente es de 5 o hasta 20 litros, según la aseguradora.

2) Revisar las restricciones del seguro de auto y la asistencia vial

Usualmente este tipo de cobertura se ofrece para autos no mayores a 15 o hasta 20 años. En algunos casos, siempre que la aseguradora lo autorice, se puede ampliar para modelos más antiguos. La cobertura adicional no está incluida en el seguro de auto contratado y la aseguradora lo permita, se puede incluir pagando un monto extra.

3) Busca (en el momento) otro tipo de seguros de asistencia vial

¿Tu seguro de auto no lo cubre? Ok, no entres en pánico, muchos seguros asociados a tarjetas de crédito de tiendas departamentales y de servicios de telefonía fija ofrecen el servicio de asistencia vial para sus clientes (unos hasta te incluyen ir a cambiarte la llanta en caso de necesitarlo). Marca a tu banco para ver si tu seguro adicional (en caso de tenerlo) tiene asistencia vial.

Con información de Coru.com