A nadie le gusta recibir en Navidad un par de calcetines y un disco pirata con los chistes de Polo Polo, también sabemos que si tienen a algún hipster en su vida, es extremadamente difícil saber qué regalarle. Son entes complicados de entender y una mala elección de regalo podría garantizarte un año entero de miradas de desaprobación por parte de tu conocido hipster.

Olviden esa bufanda que tenían pensada regalarle a su amigo-lentes de pasta, chequen nuestra guía:

Un retro-case

hipster1

Bueno, bonito y barato. Este case que convierte un iPhone en un teléfono de los 80 les costará 9 dólares con 65 centavos. ¿Cosas retro para un hipster? Por supuesto.

Armen su propio ukulele

hipster2

Para ese hipster musical es ideal un ukulele, si él mismo puede armarlo, mejor aún. Éste paquete incluye todo lo que necesitas, menos el talento, pero estamos seguros de que tu amigo hipster toca el bajo en alguna banda que nadie entiende.

Una cámara instantánea

hipster3

Todo buen hipster necesita una cámara para fotografiar esos momentos irónicos de la vida y esta bonita instantánea les saldrá en 99 dólares. El futuro hipster es análogo.

MaxiMatic EBK-200 Elite Cuisine

hipster4

De entrada, no hay un nombre más hipster que éste, pero ¿qué es? Es una máquina que combina una cafetera, una parrilla para hacer huevitos estrellados y un horno para cocinar lo que necesites. El precio es lo mejor, pues sólo cuesta 38 dólares.

Almohada de #Hipster

hipster5

Bastante básico, una almohada que tiene el hashtag Hipster, no puedes ser uno y dormir con una almohada con funda de florecitas o de colores.

Tornamesa portátil

hipster6

Oh, éste es bueno. Puedes llevar la fiesta a donde sea que vayas y no por eso pierdes calidad en el sonido. Está construido con madera, piel y todo tiene forma de bonito maletín para llevar de aquí para allá. 80 billetes verdes.

Un triciclo para adulto

hipster7

No cuesta 5 dólares, pero el amor es caro. Si de verdad quieren mucho a su conocido hipster, deben de conseguirle este triciclo para adulto con el que podrá surcar el pavimento en lugar de ir en una bicicleta tan mainstream.