¿Quién dijo que el fútbol es “aburrido”?

Este fin de semana, ocurrieron una serie de incidentes alrededor del mundo, que vale la pena dedicarles un espacio, para echarles ojo, disfrutar y también reir.

Comenzamos con Samuel Eto’o haciendo un “Zidane”, es decir, surtiendose a un jugador rival con uno de esos cabezasos bien acomodados…

Probablemente esta sea la lesión más estupida de la historia. Se trata de Zlatan Ibrahimovic, quien después de anotar este golazo a la Fiorentina, celebró con tanta euforia, que terminó lastimando su propio brazo…

En Holanda, se celebró este fin de semana el clásico entre el PSV Eindhoven y el Ajax de Amsterdam, que terminó con un terrible 0-0. Sin embargo, en tiempo de compensación, Rasmus Ajax Lindren salió expulsado tras una fuerte entrada sobre Ibrahim Afellay queinició la cámara hungara entre estos equipos. En medio de la pelea Luis Suárez, enfureció hasta el punto de morder en el hombro a Otman Bakkal del PSV como si fuera una especie de vampiro. No lo empujo, tampoco lanzó un puñetazo o una patada simplemente, le metió una mordida como si fuera una jugosa hamburguesa.

Tras vencer a Goiás 1-0 en las semifinales de la Copa Sudamericana la noche del miércoles, Luis Felipe Scolari concedía feliz de la vida una entrevista antes de desaparecer en el túnel; mientras que un seguidor de Goiás, aparentemente con un buen brazo lanzó un proyectil que golpeo a Scolari en la cabeza. ¿reprobable? Si, pero vean la fabulosa reacción de Felipao.

Por último, en una cascarita amateur, sospechamos que el portero pensó que se trataba de un torneo de karate; y vaya que tiene con que meter esas patadas voladoras!

Por doloroso y cochino que sea no podemos negar que todas y cada una de estas escenas, nos arrancaron alguna que otra carcajada, asi que, ¿quién dijo que el fútbol es “aburrido”?