Atención a todos los geeks

de estadísticas. Ahora es cuando les damos toda la razón.

Los juegos olímpicos de Londres 2012 se llevaron a cabo desde el 25 de julio hasta el 12 de agosto. A lo largo de estas aparentemente interminables semanas, se repartieron 952 medallas. Entre 204 países, fueron 80 los que lograron ganar por lo menos una medalla de bronce (los perdedores regresaron a formar parte del imperio británico, según los acuerdos establecidos por el COI).

El país que ganó el mayor número de medallas fue Estados Unidos. Para sorpresa de nadie, el IMPERIO CAPITALISTA DEL MAL tiene tan buenos atletas, que a final de cuentas, los gringos sumaron 46 medallas de oro, 29 de plata y 29 de bronce, para un total de 106. La República Popular de China hizo todo lo que pudo con su ejército de androides para mantenerse al frente del medallero, pero tristemente los rojos sucumbieron ante las barras y las estrellas. Los anfitriones se llevaron el tercer lugar, demostrando que los británicos conocen otros deportes además del football y los bailes de rave.

Y eso es todo. Los gringos son de nueva cuenta los dioses del Olimpo y todos los demás nos quedamos contando las migajas. México tuvo su mejor cosecha de migajas medallas desde 1968. Con 1 medalla de oro, 3 de plata y 3 de bronce, la delegación mexicana logró colocarse en el lugar 39, por encima de Irlanda y abajo de Colombia. Nada mal, si tomamos en cuenta que además nuestros atletas se quedaron rasguñando el podio en varias ocasiones (¡nos vemos en cuatro años, Daniel Corral!).

Pero entre todo esto debemos preguntarnos… ¿en serio es Estados Unidos la mecca del deporte? ¿Qué podemos decir de pequeñas naciones como Bahamas o Corea del Norte que solo mandaron una fracción de los atletas que representaron a los estadounidenses?

Gracias a las estadísticas del diario británico The Guardian podemos verificar que el esfuerzo se puede medir en números y que los gringos están muy lejos de ser el Alfa y el Omega del deporte de alto rendimiento. (Puedes ver las gráficas completas, a través de este enlace)

El criterio que se tomó en cuenta fue el siguiente.

Por población:

El tamaño importa, y cuando se trata del número de atletas que viajaron a Londres a competir también hay que tomar en cuenta a los millones de paisanos que prefirieron ver a sus compatriotas desde las gradas o desde la comodidad del hogar.

Bajo este parámetro, las diminutas islas caribeñas de Grenada, Jamaica y Bahamas se encuentran en los primeros tres lugares. Se sabe que el atletismo es la verdadera afición de los habitantes de estos paraísos tropicales y durante las Olimpiadas de Londres, sus atletas conquistaron varias medallas en la pista de atletismo (Trinidad y Tobago quedó en quinto). Liderados por Usain Bolt, los caribeños dejaron atrás a los Estados Unidos, los otrora dueños de las pruebas de velocidad, quienes quedan en el lugar 72.

Mientras tanto, con nuestros cien millones de floj–perdón, habitantes, México se hunde hasta el lugar 75, justo por debajo de… China. Con sus miles de millones de chinos.

Por PBI

La cantidad de recursos que el gobierno de un país le dedica a sus deportistas también es un factor muy importante. En otras palabras, este ranking nos demuestra si la inversión (como porcentaje del Producto Interno Bruto de cada país) obtuvo dividendos.

Una vez más Grenada y Jamaica quedan en primero y segundo lugar respectivamente. Después de todo, se trata de dos economías que no generan muchas riquezas, aparte del turismo y los escasos recursos naturales de sus islas. Plátanos… pesca… y ya. Pero la verdadera sorpresa es el tercer lugar, Corea del Norte. La dictadura comunista de Kim Jong-un puede jactarse de sus 4 medallas de oro y 2 de bronce, especialmente si se trata de un país cuyo PBI es consumido casi por completo por su fuerza militar.

Mientras tanto, Estados Unidos queda en el lugar 66, lo cual es respetable cuando nos damos cuenta de que ellos tienen un GDP de 14 billones de dolares (o “trillones”, según la rara forma de contar de los gabachos). México queda en el lugar 72… de 80. ¿Qué pasó CONADE, CODEME, COM y todas las federaciones nacionales?

Por tamaño de la delegación

De todos los parámetros, quizás este sea el más relevante. Si nuestro país manda a 100 atletas a los juegos olímpicos, quisiéramos pensar que los mandamos para ganar una medalla y no para que sirvan de relleno. Una postura ideal, pero de hecho es muy común que un país mande una delegación de manera simbólica que bajo la intención de ganar una presea. Tal suele ser el caso de países nuevos, estados fallidos o regiones en guerra.

Algunos argumentarían que México es un estado fallido y partes de nuestro territorio prácticamente se encuentra en un tipo de conflicto armado. Pero no tenemos un país nuevo, así que nadie nos ve con lástima cuando a nuestra delegación le toca marchar en la inauguración.

Bajo esta lógica, los primeros tres lugares son ocupados por China, Jamaica e IRÁN. Dentro de la impresionante delegación china, 16% de sus androides ganaron una medalla de oro. En total, 32% de los atletas chinos se llevaron uno de los tres metales. Más sorprendente aún es el caso de la República Islámica de Irán, que se podría decir que nada más se molestaron en mandar a lo mejor de los mejores de su país. El otro IMPERIO DEL MAL (según George W. Bush) se llevó 12 medallas: 4 de oro, 5 de plata y 3 de bronce. Los iraníes apenas mandaron a menos 40 atletas. Aproximadamente, 3 de cada 10 de sus representantes llegaron a pararse en el podio.

Por el otro lado, Estados Unidos obtuvo el quinto lugar (gracias en parte a Michael Phelps quien compitió como si fuera cuatro hombres). México quedó en un respetable lugar 49. Esto se debe a que el 8% de nuestros atletas ganaron una medalla. Aquí sí se toma en cuenta a los 18 futbolistas que capturaron el oro.

En conclusión, ¿Cuál fue el país que ganó los juegos olímpicos?

Obvio. Con 4 de oro, 4 de plata y 4 de bronce, Sopitas.com determina que las olimpiadas de Londres 2012 se las llevó JAMAICA.