Revenge!
I’m screaming revenge again
Wrong!
I’ve been wrong for far too long

Así empieza la letra del primer corte en Vulgar Display of Power, la canción que tiene el apropiado título “Mouth for War”

. Después de un riff demoledor que pulveriza nuestras bocinas cortesía de Dimebag Darrell, Phil Anselmo clama por venganza. Sospechamos que no tiene la intención de encerrarse en su cuarto y dejarse consumir por la depresión. Todo lo contrario. Como veremos a continuación, Anselmo nos instruye, como un guru amenazante, a canalizar toda esa energía que llevamos dentro para generar ACCIÓN:

Been constantly so frustrated
I’ve moved mountains with less
When I channel my hate to productive
I don’t find it hard to impress

El 25 de febrero de 1992, el sello EastWest lanzó a la venta un disco con el nombre Vulgar Display of Power, el segundo álbum bajo el liderazgo de Anselmo. Para ser precisos, VDP estableció la reputación de Pantera como una de las mejores bandas de Heavy Metal de los 90. Para sorpresa de nadie, los fans y la crítica colocaron a esta banda de Arlington, Texas al mismo nivel que los “grandes cuatro”: Metallica, Megadeth, Slayer y Anthrax. Hasta la fecha, su reputación sigue conservando esa estatura.

En 1990, Cowboys from Hell hacía sonar la alarma de una nueva potencia que llegaba a inyectarle vida a la escena metalera. Con su siguiente álbum, Pantera arrasó con las expectativas y demostró que la vieja corriente del metal tenía todavía algo que decir ante la creciente popularidad del Rap-Metal. Mientras Rage Against the Machine y (dos años después) KoRn fusionaban dos estilos para alcanzar una audiencia “alternativa”, los puristas del Heavy Metal y el Thrash encontraron un refugio en Pantera. Con el lanzamiento de VDP, Pantera exigía ser respetado.

El impacto que hizo este álbum fue tanto popular como literal. Las letras dentro de las canciones imploraban a nuestros oídos a generar acción. Anselmo quería que sus fans no se convirtieran en reclusos llorones como los ídolos del momento (digamos, Kurt Cobain o Robert Smith) sino que secaran sus lagrimas y con un puño cerrado, se atrevieran a ver a su rival a los ojos. En su tema más popular, “Walk”, uno de los versos nos muestra la aversión que se tiene por la gente débil:

Run your mouth when I’m not around
It’s easy to achieve
You cry to weak friends that sympathize
Can you hear the violins playing you song?
Those same friends tell me your every word

Los ideales de Pantera encontraron la simpatía de varias jóvenes de la nueva generación que veía a Metallica o a Slayer como las bandas de sus padres. Aunque a inicios de los 90, estos viejos metaleros seguían produciendo impresionante material como The Black Album o Rust in Peace, la época había llegado para que nuevos grupos dentro del metal destriparan sus guitarras. La escena alternativa del rock tenía a Pearl Jam y Alice in Chains. Los ingleses pronto renovarían sus filas con Oasis y blur. Los puristas metaleros no podían permitir que el Rap-Metal fuera la evolución popular de su estimado género. Afortunadamente, Pantera llegó al rescate y aprovechó la ocasión para divulgar un mensaje digno de Nietzsche: A final de cuentas, los que se imponen son los fuertes, pero los fuertes que se empeñan en hacer algo. En convertir esa energía en poder.

Era un mensaje realmente motivador. Lástima que Pantera iba dirigido hacia la autodestrucción. Vulgar Display of Power representó la cima de una montaña rusa, seguida por una larga y dolorosa caída que culminó con la sobredosis por heroína de Anselmo y la desintegración de la banda a inicios del milenio. De manera trágica, cualquier esperanza que se tenía de una reunión de Pantera murió con Dimebag Darrell, quien fue asesinado por un fanático demente durante un concierto en 2004. Es lamentable, pero estos días, el nombre de Pantera se mantiene vivo a través de compilaciones y remasterizaciones de viejos discos.

Y ya que tocamos ese tema, Rhino Records se encargará de la remasterización de este influyente álbum que hace 20 años nos impactó con su gráfica portada de un puñetazo a la cara. Además de las once canciones que todos conocemos (unas mejores que otras), la “edición especial deluxe” contiene un tema inédito, y un DVD adicional que incluye los tres videos musicales más un concierto de la banda tocando seis canciones en un festival de Italia en septiembre de 1992. La canción perdida se llama “Piss”, un tema que el baterista Vinnie Paul se topó mientras recopilaba material del baúl de los olvidados.

La reedición de Vulgar Display of Power saldrá a la venta el 15 de mayo. Así que ya tienes una buena opción para tu maestro preferido… o no tan preferido. Te dejamos con el video del concierto italiano que vendrá en el re-lanzamiento: