¿Quién dijo que ser democrático no costaba? Pues los del PRI se van enterando, justo cuando (ahora sí) querían serlo. Así que, luego de enterarse cuánto les costaría el que el INE les organizara su elección interna de dirigente nacional, mejor la pensaron y seguirán con el método tradicional.

De acuerdo con Reforma, el Consejo Político del tricolor decidió que ahí mejor pa’ la otra que el INE meta cuchara en su elección de dirigente… y es que ahora que les entró dura la austeridad republicana deben irle midiendo a los gastos.

Por eso, con sus actuales finanzas, no alcanzan a costear los 230 millones de pesos que el Instituto Nacional Electoral (INE) les cobraba por su paquete “Democracia Delux” que contiene: instalación de casillas, papelería electoral, renta de bodegas, traslado de paquetes, cómputo de votos y hasta un PREP… con todo eso, ¿quién duraría del resultado?

Fue la actual dirigente nacional del PRI, Claudia Ruiz Massieu, la encargada de confirmar la situación que atraviesa su partido, misma que no le permite darse ese lujo de verse muy democráticos. De acuerdo con la sobrina de Carlos Salinas, el hacer tal desembolse de lana representaría poner en riesgo las finanzas y limitar la participación de la militancia.

Renunciamos a esta posibilidad porque el partido debe asumir que para ser democrático debe perder el miedo al debate interno”, dijo la dirigente, dando a entender que hasta ella sabe que dentro del tricolor hay uno que otro chaka mañoso que nomás los hace quedar mal frente al electorado… de ahí que necesitaban que llegara alguien de “fueras” para meter algo de orden. Pero con esos costos, ¡ni que viniera el Gordon Ramsay!

Según reporta Reforma, la decisión fue aprobada por los 380 consejeros del partido, quienes por unanimidad estuvieron de acuerdo en que las arcas del PRI no están para hacer tamaño gasto… y menos con el desmother interno que se traen, con el cual se corre el riesgo de que el INE les meta varias multas al revisar su padrón electoral. Recordemos que, al enviarles el costo del chistecito, el INE advirtió al PRI que, de encontrar irregularidades en su padrón de militantes, impondría multas de hasta 50 mil pesos por cada caso detectado.

En fin, Ruiz Massieu señaló que ahora el reto será poner reglas claras y piso parejo para todos los aspirantes a la dirigencia… y, además de eso, rogar para que todos los involucrados se comporten con “la civilidad” que tanto necesitan, ahora que de lo que se trata es que el electorado se crea eso de que (ahora sí) son un “nuevo PRI”.

Pero bueno, para ver si puede sacar la chamba, la dirigente advirtió que pedirá licencia en su cargo como senadora para enfocarse en la elección interna y que no se note que por falta de varo les salió cualquier cosa.