Ya con la “bendición” de Elba Esther Gordillo, la organización Redes Sociales Progresistas (RSP) —que si bien recuerdan, anda en busca de convertirse en un partido político— busca la afiliación no sólo de ciudadanos y ciudadanas. Ahora va por el PRI (Partido Revolucionario Institucional) y si se puede por el PAN (Partido Acción Nacional). ¿Cómo?

De acuerdo con la estrategia de RSP, el punto es afiliar a los grupos y militantes de la actual oposición —aunque esta organización ha dado su apoyo al gobierno de AMLO— para lograr una cobertura en todo el país.

La ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Elba Esther Gordillo, participó en un acto político de la agrupación denominada “Redes Sociales Progresistas”. La “maestra” cuestionó a los actuales líderes del sindicato y llamó a sumar filas para una mejora al sector magisterial. Foto: Cuartoscuro.

“La idea es acabar con el PRI y el PAN”

Así lo dijo Juan Iván Peña Neder, coordinador nacional de RSP, al explicar que la cobertura se planea en la zona del bajío y el norte del país, pues según la organización en estas zonas AMLO no tiene tanto apoyo. Una manera de que este crezca junto con RSP es terminar con la fuerza política del PRI y el PAN a nivel estatal —con la incorporación de los militantes priistas y panistas a Redes Sociales Progresistas.

Como mencionamos, este grupo busca su registro ante el INE (Instituto Nacional Electoral) como partido político —tras las elecciones de 2018 y la desaparición del Panal (Partido Nuevo Alianza), el cual compitió al lado del PRI y el PVEM por la candidatura de José Antonio Meade.

Por lo pronto, Peña Neder declaró que las cosas pintan bien para su organización, pues lleva la mitad de los requisitos que el INE solicita y en una de esas participaría en las elecciones federales de 2021.

**Foto de portada: @RSPNacional