Los planes

Tras las preguntas sobre el impacto ambiental y los beneficios de la refinería Dos Bocas, el estudio considera que el Plan Estatal de Desarrollo, el Programa de Gestión para Mejorar la calidad del aire del estado (2018-2027) y el Programa estatal de acción ante el cambio climático funcionarán como los ejes para equilibrar los objetivos de este proyecto —contemplado con una vida útil de 20 años en su etapa de operación pero que puede incrementarse con el mantenimiento adecuado.

¿Otro beneficio? En su lista agregan el hecho de que las obras o sus componentes pueden ser sacados de operación si se decide acortar el tiempo útil de la refinería —por razones ambientales o económicas—, mientras puso énfasis en la capacidad de producción de gasolina, diésel y otros destilados del Sistema Nacional de Refinación —con combustibles más limpios.

La inversión inicial se prevé en cerca de  ocho mil millones de dólares y estará integrada por 17 plantas e infraestructura de servicios para trabajar en la producción de 340 mil barriles diarios de crudo maya. De paso, mencionó que otro de los fuertes serán las obras externas como los oleoductos, la red eléctrica y hasta la infraestructura ferroviaria y la integración de nuevas vías de comunicación.

Así el informe que Petróleos Mexicanos entregó a la ASEA, la cual cuenta con 60 días para analizarlo y dictaminar qué procede. Mientras esto sucede, otras organizaciones ya dejaron su evaluación, entre ellas el Centro de Derecho Ambiental, que interpuso una demanda precisamente ante la ASEA por la remoción de la vegetación. Como mencionamos, el IMCO consideró que Dos Bocas es una mala idea, entre otras cosas porque:

  • Cada vez hay menos demanda de hidrocarburos. Las energías limpias están aumentando.
  • El año pasado no se utilizó ni la mitad de la capacidad de las refinerías que ya están instaladas en México.
  • La refinación de petróleo es la etapa menos rentable de toda la cadena.
  • Los costos de inversión son demasiado altos y “volátiles”.
  • La producción de crudo en México ha ido cayendo por 18 años, si sigue así habría que importar petróleo para abastecer la refinería.

No obstante, el gobierno de AMLO ya comenzó a dar marcha con el proyecto y hasta hay gente que se ha registrado en las bolsas de trabajo para entrarle a la refinería de Dos Bocas, una de las apuestas de ya sabes quién para que la economía mejore y México logre su autosuficiencia energética.

En fin, si te interesa echarle un ojo al informe , te dejamos el enlace Proyecto de la Refinería de Dos Bocas, Tabasco.

**Foto de portada: @CEMDA