Hoy se cumple un año de que los ojos del mundo voltearon hacia Boston debido al atentado terrorista en su histórica maratón. El día de hoy recordaremos estos eventos con el retrato de dos figuras, por un lado, los hermanos Tsarnaev, y por el otro, la historia del hombre que aparece en una de las imágenes más impactantes de los atentados. ¿Qué ha significado para el mundo la tragedia de Boston? ¿qué temas sacaron a la luz? ¿por qué sería importante recordar este evento y no otro de otro país?

Lo importante el día de hoy no será pensar en la tragedia del pueblo estadounidense como si fuera la peor, o como si fuera el pueblo que más sufre en le mundo. No es así, hay pueblos que sufren más (muchos por culpa del gobierno estadounidense precisamente), hay tragedias en cada país y cada una responde a razones distintas y despliega reflexiones distintas. El día de hoy lo que queremos es recordar lo que pasó en Boston para mostrar otra cosa, las figuras que participaron y su función dentro de un discurso específico o los problemas del discurso dominante de la sociedad estadounidense.

Eran diez para las tres del 15 de abril de 2013 cuándo un estallido hizo temblar la Boylston Street, justo antes de la línea de meta de la maratón. El hecho no solo arrebató la oportunidad de terminar la carrera de varios participantes, también arrebató el sentimiento de seguridad de los habitantes de esa ciudad. Las bombas fueron hechas con ollas de presión, mataron a 3 personas y dejaron 282 heridos (muchos de ellos mutilados).

Después inició la búsqueda de los sospechosos, ahí fue importante la concentración de la policía, además, se hizo un ejercicio interesante, se le pidió a la comunidad que enviarán las fotos y videos que habían sacado ese día. La Policía necesitaba un conocimiento profundo de la escena, así se obtuvo un rostro, luego se pidió que la gente buscara entre sus imágenes a ver si alguien tenía la mejor imagen de ese rostro…. una vez tenida esa imagen se pasó a la persecución y captura de los responsables de las explosiones.

Con los atentados de Boston tuvimos uno de los primeros ejercicios de periodismo ciudadano a gran escala, y, aunque mucha gente estaba paranoica y construía sus propios sospechosos y culpables, la verdad es que la captura de los Tsarnaev nunca se hubiera logrado sin la participación de los registros ciudadanos y el ojo crítico que supo distinguir entre tanto material y tantas ideas.

La verdad, el autor de la fotografía ni siquiera sabía que estaba el sospechoso en ella, fue una amiga la que le comentó en su Facebook que ese era el hombre que buscaba la policía. Pero la cobertura ciudadana es importante, ya que impide que la versión oficial domine de tal forma que construya la verdad ocultando hechos importantes, pero menores…o peor, que engañe a la sociedad (el gobierno estadounidense podría haber utilizado esta tragedia para invadir un país, pero con tanto material, hubiera sido muy arriesgado).

Boston-Facebook-foto-sospechoso

Así, una de las primeras aportaciones de los atentados fueron los numerosos proyectos de periódicos que tienen como base el periodismo ciudadano, que han comenzado en esa ciudad.

[Aquí pueden consultar nuestra entrada: Periodismo ciudadano, el caso de los sospechosos chechenos en Boston (o el caso de Lisa contra el señor Burns)].

Los hermanos Tsarnaev

Tamerlán Tsarnaev fue asesinado en un enfrentamiento con los elementos de seguridad, y Dzhokar fue capturado y ahora espera ser enjuiciado. Pero fuera de su existencia como personas, ambos hermanos han trascendido como figuras en la reflexión popular. Para empezar estuvo el polémico caso de la aparición de la figura de Dzhokar en la portada de la Rolling Stone, lo cual fue muy criticado, a pesar de que esa misma imagen ya había aparecido en la portada del New York Times. La gente tuvo que pensar en cuál era la diferencia ¿por qué la imagen del terrorista en un lado era polémica y en el otro no? Claro, cualquier estudiante de retórica habría dado la respuesta en dos segundos: el lugar de enunciación. Lo que a un pueblo causa escándalo habla mucho de ese tipo de sociedad, lo que le escandalizó a la gente de la fotografía de Dzhokar fue que no era un demonio lo que tenían en frente (Dzhokar, incluso, es guapo) sino que tenían a una persona cualquiera, no era el otro sino que cualquiera de nosotros podría ser ese monstruo que causó tanto sufrimiento a la comunidad y eso es intolerable, debe ser una figura otra la que nos causó el daño, no una parte de nosotros mismos, no alguien que podría ser yo.

stone1

Pero no era algo tan extraño, los hermanos Tsarnaev tenían la nacionalidad estadounidense, eran ciudadanos. A pesar de eso Tamerlán tuvo dificultades para poder ser enterrado. Un grupo de gente amenazaban con desenterrarlo ellos mismos si se atrevían a ponerle una tumba en suelo estadounidense, pues no podía ser enterrado ahí un ¿traidor?

Así, las figuras de los hermanos Tsarnaev pusieron de relieve algunas de las contradicciones en el ideario estadounidense.

[Aquí pueden leer nuestra entrada: ¿Por qué nos escandalizan las portadas de algunas revistas? en la que abordamos el caso de la Rolling Stone].

Las víctimas de Bostón…la otra cara

Ya hablamos de los responsables de las explosiones, ahora hablemos de las víctimas, sobre todo de un caso que anda en boca de todos los medios, el de Jeff Bauman.

Así es, el señor tiene nombre y es el protagonista de una de las fotografías más impactantes de la tragedia.

1boston_marathon_explosion2

Bauman habla en la revista Stronger y en The Guardian de lo terrible que fue vivir esa pesadilla. Todo era un caos, la gente corría por todos lados, los grupos de ayuda decían que todo estaría bien, pero temían de que hubiera una nueva explosión. Bauman solo quería alcanzar su celular, quería llamar a su madre, despedirse por si no salía de esa, decirle que había tenido una buena vida, que estaría bien. Pero no lo alcanzaba (ni siquiera sabía si se había destruido con la explosión), además, pronto los celulares se quedarían sin señal.

Lo primero a lo que se tuvo que enfrentar este señor fue a su imagen, la foto en la cual está el en silla de ruedas con el señor con sombrero vaquero a un lado. Todo el mundo lo llamó un momento icónico, pero él lo llama un momento horrible, pues se ve así mismo con la cara cortada, la ropa chamuscada, manchado de sangre… y sin piernas.

Fue la primera víctima en salir de la escena y llegar al hospital.Los cirujanos cortaron los extremos rotos de sus piernas y cauterizaron sus heridas…así pudo seguir con vida. Pero la cosa no terminó ahí, su imagen estuvo en su muro de Facebook, en todos los medios de su país, en los blogs de conspiraciones (algunos decían que, incluso, era una foto falsa, que él no podía haber perdido las piernas así). Varios de sus parientes y amigos se enteraron de su situación por medio de la imagen, su hermanastra lo vio en las noticias, gritó y llamó a su padre, el vio la foto en internet y comenzó a llorar. Los amigos de su trabajo (en un Costco), le llamaron a su madre, después de ver la foto en las noticias, ella no sabía qué hacer, a dónde llamar, cómo enterarse si su hijo seguía con vida. Uno de sus tíos llamó a doctores para que les dijeran, con base en la foto, si podía seguir con vida. Llamaron a todos los hospitales de Boston, a la Policía, nadie decía nada, hasta que al final dieron con él.

Después fue la reflexión ¿habían violado su derecho a la intimidad los medios noticiosos? Estaban registrando un hecho importante, aún así, varios optaron por poner una cinta negra en el área del hueso, o distorsionarla, hasta que decidieron cortarla para que solo saliera la parte de arriba. Es chistoso ¿por qué el área del hueso fue la que decidieron censurar? ¿es que el hueso era la única parte íntima, privada? Otro medios le pixelearon la cara.

La imagen se volvió en un sinónimo del horror de los atentados terroristas, dejó de ser el testimonio de la existencia de Bauman, para convertirse en un sinónimo de lo terrible que había sido dicho suceso «¿vieron la imagen del hombre sin piernas?» Esa pregunta denota la intención de poner de manifiesto lo terrible del suceso, pero ¿qué significa que la imagen de uno sea sinónimo de tragedia? Así como las imágenes de los niños hambrientos, o de los vagabundos, pero a ellos no se les censura partes de su cuerpo o se les pixelea la cara.

A Bauman la fotografía no le molesta, al fin y al cabo, el reportero estaba haciendo su labor, informar de una tragedia. El problema ahí fue el acto terrorista, las personas muertas, mutiladas, no la foto.

Para Buaman la imagen tiene otro sentido, no es el sinónimo de la tragedia, sino de la esperanza, porque gracias a la gente que salió en esa imagen, a la gente que lo atendió, no murió nadie más. Nadie murió en el camino al hospital, nadie murió en los hospitales. La imagen, para Bauman, habla del hombre que fue atendido en un siniestro y que, ahora sabemos, logró sobrevivir.

Stronger-Cover

Al final Boston no solo fue explosiones y muerte en una ciudad estadounidense (hay muchísimo más dolor en Medio Oriente por culpa de los estadounidenses), sino que este caso en específico es interesante ya que muchos pudieron transformarlo en algo más significativo, darle una función (y no solo como una justificación bélica).

@Filosofastrillo