AMLO se quedó con ganas de dejar como regalote del Día del Niño su reforma educativa, ya que aunque ésta fue aprobada en lo general por los senadores, no tuvo el mismo éxito en lo particular… así que va de nuevo a San Lázaro.

De acuerdo con Proceso, el dictamen con proyecto de decreto con el cual se reforman, adicionan y derogan disposiciones constitucionales en materia educativa no pasaron la prueba del añejo en el Senado… y poquito le faltó: se quedó a un voto para alcanzar la mayoría calificada (82), así que al obtener nomás 81 votos a favor, 39 en contra y dos abstenciones, la reforma educativa de AMLO va de retache.

Según se explica, lo que dejó en suspenso la aprobación del proyecto fue la discusión del artículo 16 transitorio, el cual como que no alcanza a llenar el ojo a los senadores de la oposición… y no, como ha sucedido en otras ocasiones, el elemento no tiene mucho que ver con lo que los niños recibirán en las aulas, sino más bien con temas políticos: dicho transitorio aborda la polémica disposición de las plazas de docente.

Según denunció el senador Julen Ramentaría, el 16 transitorio avala que la contratación de los docentes no sea por mérito, sino por participar en actividades políticas o sindicales, o bien por el pago de favores.

Otra de las fallas que senadores del PAN, PRI y PRD notaron en la minuta fue la falta de mecanismos de evaluación, así como la ya anunciada desaparición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

Horas antes, en lo general, la minuta pasó con 95 votos a favor, 25 en contra y 2 abstenciones. La aprobación del dictamen se dio luego que el lunes las comisiones de Puntos Constitucionales, de Educación y Estudios Legislativos Segunda validaran, en fast track (o sea, a lo güey), la minuta de reforma educativa para que fuera discutida en la sesión de este martes.

Y bueno… si los de Morena quieren responsabilizar a alguien de que la reforma tenga que ser nuevamente discutida en el Congreso no es a nadie más que a su compañero, el senador Salomón Jara, quien estuvo en la votación en lo general, pero se ausentó cuando se hizo lo propio para la particular… con su voto la reforma hubiera pasado sin problema.

Cabe señalar que la reforma educativa regresa a San Lázaro ya como se aprobó en lo general en el Senado. Nomás se van a discutir las reservas que no pasaron… y a ver si pa’ la próxima no se va un Senador de Morena y, así, se consigue la mayoría calificada.