Explosiones, mujeres bellas, eso es todo lo que un hombre busca… pero en este caso la combinación tenía tintes bastante peligrosos.

Tan bella como letal: una reina de belleza estadounidense ahora se las verá con la justicia, ya que la beldad tenía el bonito pasatiempo de lanzar bombas caseras desde su automóvil.

La recientemente coronada Miss Riverton fue arrestada bajo nada menos que 10 cargos por la detonación de dispositivos incendiarios, los cuales fabricaba y lanzaba junto con otros cuatro jóvenes.

“Las estaban lanzado contra propiedades y gente (…) Esto va mucho más lejos que una broma de adolescentes”, dijo el capitán de bomberos Clint Mecham al canal de televisión KUTV-TV.

Kendra McKenzie Gill –nombre de la dama en cuestión- y tres personas admitieron a las autoridades haber comprado botellas de plástico, papel de aluminio y productos químicos para la fabricación de las bombas caseras, las cuales arrojaron desde un auto en movimiento.

Aunque sólo lo veían como un juego con fuegos artificiales, la policía indica que el potencial de las explosivos caseros era fatal: “Pueden dañar las propiedades… pueden cortar piernas y matar gente”, señaló el oficial Mechan.

Kendra McKenzie Gill miss

Hace sólo unos días atrás, Kendra había impactado con su explosiva belleza al jurado del concurso que le otorgó el título de Miss Riverton –población al sur de Salt Lake City-. Además de ser buena para los explosivos, la joven tenía habilidad para el piano, ya que además de estar buena bonita, se logró coronar al interpretar un número de Scott Joplin.

Además de enfrentar a las leyes, Kendra podría perder el título de belleza que posee, ya que la participantes del concurso de belleza firman un contrato en el que se dicen exentas de pendientes con las justicia y en caso de cambiar las circunstancias, los organizadores tienen el derecho de quitar el título.

*Vía Excélsior